INSTRUCCIONES

El MEFP aún no concreta qué estudiantes podrían volver a las aulas a final de mes ni de qué forma

El MEFP aún no concreta qué estudiantes podrían volver a las aulas a final de mes ni de qué forma
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  
Las ‘Instrucciones para el desarrollo del tercer trimestre y final del curso 2019-2020’ solo detallan, a la espera de unas "orientaciones" por redactar, que en caso de poderse “planificar una reincorporación progresiva” a la actividad lectiva presencial "ésta se organizará concediendo prioridad al alumnado en cursos conducentes a título”.

El Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) todavía no ha dado a la Dirección Provincial las "orientaciones" que precisarán qué estudiantes podrán volver a las aulas a finales de mayo si la desescalada del confinamiento sigue su curso sin retrocesos ni en qué condiciones ni con qué docentes. Las ‘Instrucciones para el desarrollo del tercer trimestre y final del curso 2019-2020’ en las ciudades autónomas queha remitido este miércoles no aclaran la gran duda de la recta final del año escolar interrumpido por la crisis del coronavirus.

El MEFP insiste en ellas en que “el desarrollo del curso se ajustará a los calendarios inicialmente previstos para los distintos centros”, con lo que estará finiquitado a finales de junio, y en que hasta entonces “la actividad lectiva se adaptará a las circunstancias generadas por el Estado de Alarma y a las indicaciones que se vayan estableciendo en el proceso de desescalada combinando, en su caso, de manera integrada las actividades a distancia y las presenciales que pudieran llevarse a cabo”.

También ratifica que "la evaluación final de los aprendizajes del alumnado “considerará en conjunto las evaluaciones de todo el curso, valorando especialmente el grado de desarrollo de los aprendizajes y de las competencias imprescindibles previamente definidos”. Los estudiantes no podrán ver “en ningún caso” minoradas sus notas como consecuencia de la suspensión de las clases presenciales. 

“En caso de reanudación de la actividad educativa presencial”, apunta sin más concreción la Administración sobre lo que debe suceder en su territorio de gestión, “el profesorado retomará en la medida de lo posible los aprendizajes que no pudieron abordarse a distancia, y podrán programar, en su caso, actividades de evaluación presenciales que se estimen adecuadas”.  

Sí ratifica que, como esbozó Pedro Sánchez, en el que caso de que fuera necesario “planificar una reincorporación progresiva”, ésta se organizará concediendo prioridad al alumnado en cursos conducentes a título”. De qué forma o si el alumnado de hasta 6 años cuyos progenitores tengan problemas de conciliación podrá regresar también a las aulas queda pendiente de unas “orientaciones” por detallar que no irán, por tanto, al orden del día de la videoconferencia que la Dirección Provincial ha convocado para mañana con los directores de todos los centros educativos.

“En caso de reanudación de la actividad educativa presencial, el profesorado retomará en la medida de lo posible los aprendizajes que no pudieron abordarse a distancia y podrá programar las actividades de evaluación presenciales que se estimen adecuadas”.

Sus equipos serán los encargados de “coordinar la acción de los distintos docentes y órganos de coordinación” para fijar acuerdos “precisos” sobre “la adaptación de programaciones didácticas para el tercer trimestre”; “la selección de las herramientas y programas de formación y la fijación de actividades adaptadas a la realidad y contexto social del alumnado”; “la adopción de medidas para la atención y seguimiento del alumnado”; y “la puesta en marcha de otras posibles acciones de orientación académica y profesional”.

Preparación del próximo curso

Con la vista puesta en septiembre, el Ministerio indica que “los planes de recuperación y adaptación del currículo y de las actividades educativas de cara al próximo curso se organizarán con objeto de permitir el avance de todo el alumnado” y que cada centro deberá hacer una memoria anual que recoja “el punto de partida con respecto a los elementos curriculares esenciales que han de trabajarse en cada nivel educativo, la metodología acordada para abordarlos, la organización del profesorado y aquellos otros aspectos que se consideren necesarios”.

Cada centro deberá determinar “qué aprendizajes se han visto afectados debido a las circunstancias excepcionales de este curso y los acuerdos acordados al respecto”.

Los jefes de estudio realizarán un seguimiento de la labor tutorial “con el fin de disponer de los datos necesarios para realizar una adecuada planificación de los planes de recuperación y refuerzo de aquel alumnado que no haya podido seguir los planes de trabajo diseñados” para los procesos de enseñanza y aprendizaje a distancia.

El MEFP aún no concreta qué estudiantes podrían volver a las aulas a final de mes ni de qué forma