INTERINIDADES

El MEFP propone distribuir el refuerzo del cupo sobre vacantes itinerantes con centros de referencia

El MEFP propone distribuir el refuerzo del cupo sobre vacantes itinerantes con centros de referencia
De Alba y Lobato, en una imagen de archivo.
De Alba y Lobato, en una imagen de archivo.  
La Dirección Provincial busca un acuerdo con la Junta de Personal para que el incremento del número de maestros y profesores se traduzca en 120 ó 130 incorporaciones efectivas (el resto se reservaría para cubrir bajas) sin centros de destino fijo con el fin de tener margen de maniobra para responder a incidencias relacionadas con la COVID en cualquier otro colegio o instituto.

La Dirección Provincial del Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) pretende pactar con la Junta de Personal Docente No Universitario, a cuya Comisión Permanente recibirá este martes Juan Bosco de Alba, un acuerdo sobre la forma de implementar en la práctica el incremento del cupo local de maestros y profesores autorizado por los Servicios Centrales de la Administración, que se cifra en 160 efectivos.

El máximo responsable del MEFP en la ciudad está planteando a las centrales su adscripción a la Dirección Provincial sin acto público y tirando de listas por Cuerpos y especialidades como una especie de “vacantes itinerantes” con “centros de referencia” pero no de destino fijo con el propósito de que el aumento de la dotación no se diluya en 'sustituciones COVID' y para que el Ministerio disponga de capacidad de maniobra a la hora de responder con celeridad a necesidades generadas en otros colegios o institutos por la pandemia como la registrada en el CEIP Lope de Vega, donde de un día para otro fue necesario cubrir la ausencia de un tercio de su Claustro.

Las cifras que se barajan rondan las 120 o 130 incorporaciones efectivas, aproximadamente dos tercios maestros y el resto profesores, dejando aproximadamente un 25% para cubrir las bajas que a su vez puedan generarse en este cupo adicional.

El presidente de la Junta de Personal, Francisco Lobato (FeSP-UGT), tiene dos “prioridades”: una, que “el mayor número posible de interinos” quede asignado a los centros que se les adjudiquen; y dos, que se minimicen todo lo posible los perjuicios sobre quienes han sido reclamados durante una o dos semanas para cubrir bajas de corta duración por aislamientos ligados a la COVID-19.

“Las cosas no tienen que ser blancas o negras y creemos que se puede conseguir disponer de capacidad de maniobra para responder a los imprevistos que puedan surgir en algún centro sin que esos interinos estén dando vueltas durante todo el curso, así como encontrar alguna fórmula para atender a los que se quedarán sin la vacante para todo el curso que les correspondería porque ya están contratados por una baja por maternidad o similar”, ha resumido.

El MEFP propone distribuir el refuerzo del cupo sobre vacantes itinerantes con centros de referencia