CALENDARIO ESCOLAR

El Ministerio se plantea adelantar ya este verano los exámenes de septiembre a finales de junio

El Ministerio se plantea adelantar ya este verano los exámenes de septiembre a finales de junio
clase 2
Imagen de recurso.
El cambio, pendiente de un acuerdo de Mesa Sectorial, resolvería un debate abierto desde hace años sobre el que algunas Autonomías ya están avanzando y que tendría consecuencias directas sobre el calendario escolar, ya que la actividad lectiva podría comenzar antes en septiembre. El MEFP pretende que el próximo curso las dos ciudades autónomas tengan los mismos periodos vacaciones de Navidad y Semana Santa.

El Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) está estudiando la posibilidad de adelantar a finales de junio este mismo curso los exámenes de recuperación de Secundaria y Bachillerato que tradicionalmente han tenido lugar durante los primeros días de septiembre, decisión que está pendiente de un acuerdo en Mesa Sectorial para coordinar su implementación en toda España.

Se trata de un debate abierto desde hace años con el que Madrid fue una de las regiones pioneras en aplicar el cambio, anunciado también por Andalucía y Galicia a corto y medio plazo. El MEFP baraja hacer lo mismo en mitad de curso, lo que genera dudas sobre su encaje con las programaciones aprobadas y vigentes para el actual año escolar.

Entre las ventajas del adelanto se cuenta que permite ofrecer en junio a los alumnos clases de refuerzo con sus propios profesores para preparar los exámenes de recuperación, que facilita la organización del siguiente curso con más antelación, que los estudiantes pueden disfrutar del verano para descansar y que las familias se pueden ahorrar el coste de academias.

La “sensación” en la comunidad educativa es que el modelo tradicional, el de dar los meses de verano a los suspendidos para estudiar, tiene escasos beneficios pedagógicos y múltiples inconvenientes, tanto para el proceso de aprendizaje como para la organización del sistema en lo que a la preparación e inicio de curso se refiere.

La decisión tiene consecuencias directas estructurales y su implementación inmediata está condicionando, por ejemplo, la elaboración del calendario escolar de la ciudad para el próximo curso, cuya organización el MEFP mantiene condicionada a la evolución de la pandemia y en el que las clases podrían comenzar antes de lo habitual (el año pasado, el día 10 de septiembre) y terminar también antes (este ejercicio lo harán el 22 de junio).

El MEFP quiere, además, que el calendario del laño académico 2021-2022 sea igual en Ceuta y Melilla en fechas de inicio y finalización de las clases (siempre los fija la Administración) y reparto de los grandes periodos vacacionales de Navidad y Semana Santa y ‘puentes’, variando sólo en lo tocante a los festivos locales.

El Foro de la Educación de Ceuta, cuya autonomía se limita de esta forma, prevé reunirse durante la próxima semana para cerrar su propuesta de calendario para el año académico siguiente. El modelo de partida que se baraja incluiría comenzar el curso el martes 7 de septiembre y terminarlo el 22 de junio de 2022. Las vacaciones de Navidad irían del jueves 23 de diciembre al domingo 9 de enero (ambos inclusive) y las de Semana Santa y ‘semana blanca’, del sábado 9 al domingo 24 de abril. Cada trimestre tendría entre 57 y 60 días lectivos.

El Ministerio se plantea adelantar ya este verano los exámenes de septiembre a finales de junio