EDUCACIÓN

La receta del MEFP contra el fracaso escolar: planes de mejora, inmersión lingüística, LOMLOE..

La receta del MEFP contra el fracaso escolar: planes de mejora, inmersión lingüística, LOMLOE..
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.
El Ministerio propugna la firma de convenios con la Ciudad para poner en marcha programas de "inmersión lingüística" en centros cuya "población escolar es mayoritariamente musulmana”; de compensación educativa para “colectivos sociales vulnerables con graves problemas de exclusión social”; y de “fomento de la Educación Infantil”.

El Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) tiene un plan, una receta, para combatir el fracaso escolar en Ceuta (y Melilla). Su ingrediente básico es una nueva Ley de Educación, la LOMLOE, que traerá "un renovado ordenamiento legal que aumente las oportunidades educativas y formativas de toda la población. Ya está tramitándose y cuando entre en vigor en Ceuta y Melilla podrá “adoptarse un enfoque orientado a elevar los resultados de todos los estudiantes por medio de una dinámica de mejora continua de los centros educativos y una mayor personalización del aprendizaje”.

Entre las novedades que incluye está la incorporación de "un plan de mejora al proyecto educativo de los centros que se revisará periódicamente, en el que se plantearan las estrategias y actuaciones necesarias para mejorar los resultados educativos y los procedimientos de coordinación y de relación con las familias y el entorno", ya que “para cambiar los resultados educativos de este ámbito territorial se requiere la implantación de diferentes políticas socioeconómicas y culturales, además de las estrictamente educativas”,

En el marco de estos planes de mejora y a partir del anális is de los resultados de la evaluación de diagnóstico, los centros tendrán que hacer "propuestas de actuación que contribuyan a que el alumnado alcance las competencias establecidas, permitan adoptar medidas de mejora de la calidad y la equidad de la educación y orienten la práctica docente".

El MEFP intuye que los desequilibrios socioeconómicos y culturales internos de la población de Ceuta y Melilla tienen mucho que ver con los resultados académicos de su alumnado. “Los resultados educativos obtenidos por las ciudades autónomas en el estudio PISA están condicionados por múltiples factores y uno de los más determinantes es el contexto y extracto social del alumnado”, ha advertido en su respuesta a una pregunta por escrito al respecto del senador ceutí David Muñoz Arbona (PP).

El Ministerio quiere incluir en las Instrucciones que cada año se dictan para regular el inicio de curso un mandato expreso para que cada centro realice un análisis de su situación concreta y elabore un plan de mejora específico”.

De hecho, el índice social, económico y cultural (ISEC) de Ceuta y Melilla es “medio punto más bajo” que el del resto de España. Si se descontase a los centros privados sus estudiantes “obtendrían prácticamente el mismo rendimiento” pero el rendimiento del de los públicos “se incrementaría en más de 30 puntos”.

Cinco ejes de actuación

El Ministerio pretende “revisar y actualizar” la Orden que regula la ordenación de la educación del alumnado con necesidad de apoyo educativo y los servicios de Orientación en las ciudades de Ceuta y Melilla, de 2010. Se va a analizar el impacto de la citada Orden Ministerial y las disfunciones que pueda estar generando “en relación con las medidas que se puedan adoptar en los niveles de Dirección Provincial y o centros educativos para atender a la diversidad del alumnado, ámbito en el que hay que valorar las medidas necesarias para abordar la atención a los estudiantes que acceden al sistema educativo en situación de desventaja como puede ser el desconocimiento del idioma”.

También se apostará por la firma de convenios con las dos Ciudades Autónomas para “poner en marcha medidas para atender a los colectivos de alumnos desfavorecidos, que son los que obtienen puntuaciones más bajas en las pruebas de evaluación externa”. Entre otros, “sobre inmersión lingüística en centros donde su población escolar es mayoritariamente musulmana”; de compensación educativa para “colectivos sociales vulnerables con graves problemas de exclusión social”; y de “fomento de la Educación Infantil”.

alumnos

El Ministerio también quiere incluir en las Instrucciones que cada año se dictan para regular el inicio de curso un mandato expreso para que cada centro realice un análisis de su situación concreta y elabore un plan de mejora específico”.

Desde las Direcciones Provinciales se fomentará “la aplicación de metodologías activas que vayan dirigidas a compensar el desfase competencial”. A tal efecto, la Unidad de Programas Educativos tendrá que incluir en su plan de formación anual “aquellas acciones que se deriven de los planes de mejora definidos por cada centro educativo” y “difundir las buenas prácticas educativas detectadas entre las que se desarrollan en nuestros centros educativos”.

Para terminar, el MEFP es partidario de incentivar la participación de los centros en la convocatoria anual del Programa de Apoyo Educativo (PAE), en la que participan un total de diez centros de Ceuta y otros tantos de Melilla, para alumnado de Primaria y Secundaria, priorizando los niveles de 5º y 6º de los colegios y 1º de la ESO para combatir “la barrera idiomática en contextos de privación socio-cultural-económica o desestructuración familiar”.

La receta del MEFP contra el fracaso escolar: planes de mejora, inmersión lingüística, LOMLOE..