EDUCACIÓN

Rontomé "coordinará" con el MEFP si el dinero de la Ciudad debe ir a libros u otras necesidades

Rontomé "coordinará" con el MEFP si el dinero de la Ciudad debe ir a libros u otras necesidades
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El presidente del Gobierno de Ceuta ha dejado abierta este martes la puerta a que el presupuesto original del programa de libros de texto para el próximo curso, 1,2 millones, recortado en un 66% (hasta 400.000) a expensas de si el Ejecutivo central pagaba o no los 7,2 de desalación y hecho fronterizo, no se dedique al final a papel educativo sino a otras necesidades como podría ser, aunque no las ha concretado, material informático o a Internet en el caso de que desde septiembre las clases presenciales no sean viables por la enfermedad del coronavirus.

La sorprendente asignación de 8 millones del fondo estatal no reembolsable en concepto de Educación a la Ciudad, que carece de competencias, no es problema, pues Vivas entiende que esa cantidad no es finalista y podrá destinarla a lo que precise la Administración para sus "prioridades" y su "equilibrio" financiero.

No obstante, el presidente ha dejado claro que "tenemos la voluntad de mantener el programa de libros de texto de forma coordinada con el Ministerio y nos estamos poniendo en contacto porque es una cuestión importante, pero ahora mismo tenemos la gran incógnita de cómo se va a llevar a cabo el curso 2020-2021: no sabemos cómo va a empezar e igual hay otra necesidad que es más importante que los libros".

"A lo mejor esos 1,2 millones", ha proseguido Vivas, "hay que destinarlos a otra finalidad para un curso singular". "Hagamos lo más útil, pero los 1,2 millones se pondrán al servicio de esta necesidad educativa: como no somos competentes lo queremos hacer de manera coordinada con el Ministerio", ha resumido.

La Dirección Provincial, con la que el PP ceutí mantiene un enfrentamiento permanente, ya ha advertido a los Servicios Centrales del Ministerio de que aproximadamente un tercio de los casi 21.000 estudiantes de la ciudad carecen de dispositivos electrónicos o conexión a Internet para seguir los procesos de enseñanza y aprendizaje a distancia.

Rontomé "coordinará" con el MEFP si el dinero de la Ciudad debe ir a libros u otras necesidades