26-M

Nueve partidos entran en campaña para gobernar una ciudad en la encrucijada

Nueve partidos entran en campaña para gobernar una ciudad en la encrucijada
Los candidatos de los partidos con representación en la Asamblea y Vox, este jueves, en la apertura de la campaña.
Los candidatos de los partidos con representación en la Asamblea y Vox, este jueves, en la apertura de la campaña.  

Casi 20 años después de llegar al Gobierno de la Ciudad, Juan Vivas concurre una vez más al frente de la candidatura del PP en las que considera "las elecciones más difíciles". Hace nada, dos semanas, el Partido Popular, que ha cosechado mayorías absolutísimas desde 2003, pasaba en las generales a ser la tercera fuerza política de Ceuta.

Por la izquierda le adelantó el PSOE, que tenía el viento a favor de no contar con la competencia de Caballas, y por la derecha Vox, que aglutinó por esa banda del espectro ideológico a quienes siempre han visto a los de Ainara demasiado templados y a un buen ramillete de disgustados, decepcionados y despechados.

Sea como fuere, el candidato del PP se presenta convencido de que este partido es distinto, que los comicios nacionales se dirimen en la televisión y estos en la calle (de las redes ni una palabra, ni un me gusta, ni un retuit). Ahí, en la calle, Vivas está seguro de recuperar a muchos ceutíes que, a la hora de depositar su confianza para dirigir los destinos de la ciudad en la encrucijada que plantea el presumible final a corto o medio plazo del porteo (un 25% del PIB local) y otros retos estructurales, no tendrán dudas entre él y Juan Sergio Redondo, el contrincante de Vox, o Javier Varga, la tercera opción de la derecha.

Los socialistas aparecen exultantes en la línea de salida, aunque los 13.766 votos que obtuvo José Simón en abril no alcanzan a los 14.716 que recogió el PSOE en 2008, cuando toda la derecha estaba en el PP (20.040). En las siguientes municipales, las de 2011, los de Vivas calcaron cifras y los socialistas se desplomaron hasta 3.601 votos.

Una de las incógnitas de los próximos comicios será precisamente cuántos de los votos que recibieron Simón, Adil Mohamed y Gómez fueron 'prestados' por Caballas y también por el MDyC, que hace cuatro años aguantó el tipo tras la fuga de Fatima Hamed, que a su vez protagonizó un gran éxito al cosechar tres diputados partiendo de la nada.

El MDyC, que en las generales estuvo más tibio a la hora de decantarse, afronta el desafío de volver a las urnas tras señalarle Vivas como un posible aliado natural junto a Ciudadanos, abanico del que Vivas ha descartado tanto a Vox como a Caballas.Y opción junto con VOX, que públicamente es la única que ha descartado su número Uno, Fatima Hamed.

Ciudadanos repite con Javier Varga al frente de su candidatura después de que en 2015 se quedó a las puertas de obtener dos diputados. El partido naranja no solo no se ha visto arrasado por la competencia entre el PP y Vox sino que en abril cosechó su mejor resultado histórico en la ciudad, algo más de 4.500 sufragios. Más que los que obtuvo su fundador Abdelmalik Mohamed en las generales de diciembre de 2015.

Más allá de los partidos que ya tenían representación parlamentaria o se da por hecho que la pasarán a tener, el PDSC suma esta vez a Mohamed Haddu Musa (ex líder de IU) junto a Tarek Mizzian. Podemos pugnará por buscar su espacio y una identidad propia con Ramón Rodríguez Casaubón al frente, de hecho no esconden que esta es la primera vez que podrán palpar cuál es su base de apoyos en la ciudad sin concurrir en compañía de ninguna otra fuerza. Y el Partido Por un Mundo Más Justo (PUM+J) también será otra alternativa en las urnas con otra mujer, Boutaina Hanine, en el número 1 de su candidatura.

Nueve partidos entran en campaña para gobernar una ciudad en la encrucijada