Varga compara su labor con la del resto de la oposición, “con diputados en el congelador”

Varga compara su labor con la del resto de la oposición, “con diputados en el congelador”
Tamara Guerrero y Javier Varga
Tamara Guerrero y Javier Varga  

Ciudadanos ha invitado este lunes a un desayuno electoral a los medios, un gremio siempre agradecido si se les alimenta bien, para repasar la legislatura que acaba y desmenuzar algunas de sus propuestas electorales y sus posiciones ante algunos de los temas más candentes, como los menores no acompañados o la presión migratoria.

Vargas de ha mostrado satisfecho con su labor en estos cuatro años como único diputado de Ciudadanos. “Con un solo diputado hemos logrado incluir proyectos en los presupuestos”, valora, recordando la gratuidad de los libros de texto, la digitalización de la administración local, la revalorización del Día de Ceuta. “Hemos conseguido bastante”.

“Un solo diputado que presentaba el doble de propuestas que el resto de la oposición”, apunta. Un logro loable, apunta, si tenemos en cuenta lo logrado por el PSOE, “que se permite el lujo de tener a dos diputadas en el congelador”, al igual que MDyC, que “con tres diputados solo ha funcionado una y ha desperdiciado el potencial de dos diputados” o Caballas, que “con cuatro diputados los únicos que actuaban eran los de la fila de adelante y los demás se dedicaban a jalear”.  “Caramba, yo quiero para Cs esos seis diputados, seríamos capaces de hacer mucho por esta ciudad”.

MENA

Los menores extranjeros migrantes y la presión migratoria es, apuntó Vargas, uno de sus objetivos prioritarios: “A este tema le hemos prestado mucha atención estos cuatro años, no es un tema para hablar a la ligera porque estamos hablando de menores, de muchachos y muchachas, porque aquí en Ceuta estamos hablando de menores totalmente desamparados”.

Para Cs la clave está en la prevención, “esos muchachos entran por la frontera, de la que debería responder la Delegación del Gobierno. La segunda línea de actuación es no olvidar que ”la Ciudad tiene la obligación de acoger a estos menores. Quien prometa soluciones fáciles, que los va a echar está mintiendo porque es imposible y además ilegal”.

Hablamos de “identificarlos, ponerlos bajo la correspondiente tutela judicial del fiscal de menores, e que otorga la tutela y darles una residencia en condiciones y trato en condiciones. La Esperanza no puede ser una cárcel pero no puede ser el sitio bajo la tutela de la ciudad donde los chavales entran y salen y se permiten dormir en el puerto”. Y en el caso de los niños en situación de calle, Varga aboga por que la Ciudad les obliga “a la fuerza” a estar en un centro tutelado.

POLÍTICA CULTURAL

La cultura y en concreto la infrautilización del Teatro del Revellín ha sido otro de los aspectos sobre la mesa del desayuno. Es una espina que yo tengo clavada, el tema del teatro del Revellín, tenemos un Rolls Royce guardado en el garaje”. “Se usa en la inmensa mayoría de las veces como un salón de actos. No puede ser que tengamos un teatro con un presupuesto de mantenimiento de 400.000 euros y un presupuesto de actividades de 50.000.

“La gente necesita motivos para quedarse en la ciudad, es una frase que hemos oído muchas veces, los fines de semana no hay nada, queremos la vida cultural de una ciudad con ciudadanos con inquietudes se merecen”, reivindica Varga, apostando por no “infrautilizar” los equipamientos culturales.

Varga compara su labor con la del resto de la oposición, “con diputados en el congelador”