Aznar está contento con que todas las hermandades pudieran completar sus recorridos


Aznar está contento con que todas las hermandades pudieran completar sus recorridos

- El Consejo de Hermandades abordará en el Cabildo de Cuentas algunos incumplimientos de horarios y faltas en las directrices dadas para mantener el corporativismo y el correcto vestir antes de la Semana Santa

- Dejará a cada hermandad y cofradía realizar su propia autocrítica sobre las condiciones en las que salieron a la calle a pesar de los apuros de Los Remedios y de la Encrucijada

La Semana Santa de 2014 en Ceuta es la primera desde el año 2009 en la que todas las hermandades y cofradías con más o menos apuros pudieron completar sus estaciones de penitencia, gracias al buen clima del que ha gozado la ciudad durante toda la semana. Sólo llovió el domingo a mediodía perturbando ligeramente la carrera del Resucitado. Un hecho que sirve para hacer un balance positivo de cómo ha transcurrido la semana de pasión al presiente del Consejo de Hermandades, Juan Carlos Aznar.

“Yo desde mi punto de vista, y salvo cuestiones que serán de tratarlas cuando tengamos el cabildo de cuentas, creo que la valoración tiene que ser positiva. Todas las hermandades a pesar del domingo han podido hacer estación de penitencia, y el gran número de gente arropando a todas las hermandades”, ha destacado Aznar.

La participación de la ciudadanía acudiendo a ver las procesiones y arropando a las hermandades y cofradías ha sido cuanto menos controvertida. Así si bien ha habido días, como el jueves o el sábado en el Traslado del Medinaceli que se vio la calle más llena que en otras ocasiones, otros como el miércoles o el propio domingo de Resurrección dejaron qué desear y muchos huecos en primera fila en la carrera oficial.

Aznar no se esconde y considera que el miércoles en el aspecto de asistencia a las procesiones fue “nefasto”. “el fútbol hizo muchísimo daño al público que asistió a ver las hermandades”, pondera.

Aún así y a pesar de días como el miércoles el presidente de los cofrades ceutíes prefiere ser optimista: “En el cómputo general la cantidad de gente que se ha visto en la Gran Vía ha sido más que otros años. Quizás después no ha habido el mismo seguimiento como otras veces a la recogida, pero bueno tampoco hemos apreciado un vacío como pensamos que íbamos a tener con la semana blanca pegada a la Semana Santa”, reconoce Aznar.

Así en general Aznar asegura que en el Consejo están “contentos” con el arropo recibido por las cofradías en su paso por las calles de Ceuta y recuerda que los costaleros y las hermandades “la única gratificación que se llevan es verse arropados por la gente después de estar todo el año trabajando”.

En esa parte de crítica constructiva y aspectos a mejorar que abordarán en el cabildo de cuentas, Aznar avanza ya que hay que hacer “pequeños apuntes” y que “estarán más relacionados con el cumplimiento de los horarios, o con pequeños aspectos de faltas en vestimentas o demás, que en otras cosas”, ha valorado.

Entre el público y a pie de calle ha llamado la atención en el aspecto negativo la vestimenta de los Remedios, ampliamente comentada, casi siempre para mal, aunque tenga su explicación y su sentido. Los Remedios pasó muchos apuros para poder completar su estación de penitencia. Necesitando incluso pedir ayuda y costaleros prestados a otras cofradías y hermandades, como la dela Esperanza, que le prestó a algunos de sus más fornidos hombres para reequilibrar un paso cuyo palio iba sensible y visiblemente más alto atrás que delante y que en algunas curvas se inclinó hasta el extremo del equilibrio. También pasaron apuros los costaleros de la Encrucijada, casi sin relevos.

Si bien estos aspectos no parecen preocupar demasiado al presidente del Consejo de Hermandades. “El hecho de salir a la calle de un modo u otro cada hermandad tiene que mirarse al ombligo y mirar si está bien hecho o no hecho. Nosotros vamos a poner más atención a corregir los errores que hubieran podido cometerse en el sentido corporativo y que vaya todo marcado en horarios y en días”, concluye Aznar.

Aznar está contento con que todas las hermandades pudieran completar sus recorridos