Ceuta recibe al verano con la mayor temperatura máxima (35,3 grados) registrada nunca en junio


Ceuta recibe al verano con la mayor temperatura máxima (35,3 grados) registrada nunca en junio

- Según los datos históricos de la Agencia Estatal de Meteorología hasta este estío nunca se habían superado durante el sexto mes de junio los 34 grados

- El Ministerio de Sanidad fija en 33 grados el umbral a partir del cual se activará el nivel de alto riesgo en la ciudad autónoma

La ciudad autónoma ha recibido el verano de 2011 con un récord. El pasado jueves, 23 de junio, cuarenta y ocho horas después de la entrada de la estación estival, se registró a las 13.50 horas en Ceuta una temperatura máxima de 35,3 grados, la más alta alcanzada nunca en el mes de junio según los datos históricos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

De acuerdo con esta misma fuente hasta la fecha en el sexto mes del año no se había pasado de los 34 grados que se alcanzaron en 2009, cuando en julio se llegó a 40,2 grados, la temperatura máxima absoluta más elevada a la que se ha llegado según sus registros. El año pasado no se pasó, en agosto, de 38,5 grados.

El Ministerio de Sanidad y Política Social e Igualdad, ha presentado un 'Plan nacional de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud' para "prevenir y reducir los efectos negativos que el calor tiene sobre la salud de los ciudadanos, especialmente de los colectivos más vulnerables como ancianos, niños, enfermos crónicos o trabajadores al aire libre".

El objetivo de estas recomendaciones, presentadas bajo el lema 'Combatir el calor está en tus manos', es "concienciar a la población de que siguiendo unos sencillos consejos se pueden evitar los efectos nocivos de las altas temperaturas que se registran en verano", según ha explicado la Delegación del Gobierno a través de un comunicado de prensa.

El ‘Plan nacional de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud’, iniciado en 2004, comenzó a aplicarse el 1 de junio y permanecerá activo hasta el 15 de septiembre.

Recomendaciones generales

Para minimizar los daños que el exceso de calor puede causar, principalmente en niños, ancianos, pacientes con patologías crónicas y personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre, desde el Ministerio de Sanidad y Política Social se insiste en una serie de recomendaciones generales.

Las más importantes insisten en que se beba agua o líquidos frecuentemente, aunque no sienta sed e independientemente de la actividad física que realice; en que no se abuse de los líquidos que contengan cafeína o grandes cantidades de azúcar ya que hacen perder más líquido corporal; y en que se evite también el alcohol.

"Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, preste especial atención a bebés y niños pequeños, ancianos y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas", recomiendan las autoridades, que aconsejan que se permanezca "el mayor tiempo en lugares frescos", a la sombra o climatizados.

Reducir los esfuerzos físicos en las horas de más calor (12.00 a 17.00 horas); no practicar deportes al aire libre en estas horas; usar ropa clara, ligera, holgada y que deje transpirar; no dejar "nunca" a nadie en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente niños, ancianos o enfermos crónicos); y consultar al médico "ante síntomas que se prolonguen más de una hora y estén relacionados con las altas temperaturas" son otras de las recomendaciones establecidas.

Mantener las medicinas en lugar fresco y hacer comidas ligeras "que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc...) son los consejos que completan el decálogo del Ministerio.

Temperaturas umbral

El ‘Plan nacional de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud’ se basa en las predicciones que realiza la Agencia Estatal de Meteorología, que pueden hacerse hasta con cinco días de antelación. El conocimiento de las series históricas de temperaturas ha permitido un ajuste más preciso de las temperaturas umbral.

Dependiendo de las temperaturas umbral de cada provincia (en Ceuta 33 grados de máxima y 22 de mínima), se activan los diferentes niveles de alerta. Cada nivel de alerta conlleva un conjunto de actuaciones preventivas y asistenciales y se activa en función del número de días que, dentro de los siguientes cinco días, se prevea que puedan superarse las temperaturas umbrales (tanto mínimas como máximas) en cada provincia.

El nivel 0 (verde), de ausencia de riesgo, se da cuando en los siguientes cinco días no se prevé que se superen en ningún momento esas temperaturas; el 1 (amarillo), de bajo riesgo, implica que se esperan de 1 a 2 días con temperaturas que superan los umbrales. El nivel 2 (naranja), de riesgo medio, se produce cuando se esperan de 3 a 4 días con temperaturas que superan los umbrales.

Finalmente, el nivel 3 (rojo), de alto riesgo, se activa cuando se espera que se superen las temperaturas umbrales en cada uno de los cinco días siguientes.

AEMET prevé que durante la semana que comienza este lunes no se superen ninguna jornada los 28 grados de temperatura máxima.

Ceuta recibe al verano con la mayor temperatura máxima (35,3 grados) registrada nunca en junio