La Ciudad rebaja de 43,7 a 18 días la duración media de las bajas médicas del funcionariado local


La Ciudad rebaja de 43,7 a 18 días la duración media de las bajas médicas del funcionariado local

- Recursos Humanos presenta al Consejo de Gobierno un informe según el cual el número de bajas caerá a final de año a una cuarta parte de las contabilizadas en 2009

- El Ejecutivo local implantó a primeros de año un nuevo sistema de control sobre los trabajadores de la Administración local

La Consejería de Hacienda y Recursos Humanos de la Ciudad ha elevado este viernes al Consejo de Gobierno un informe que acredita un descenso "significativo" de las incapacidades temporales que apartan de sus puestos de trabajo al personal de la Administración local. Según los datos ofrecidos por la portavoz accidental del Ejecutivo local, Mabel Deu, en lo que va de año se han registrado 222 bajas médicas en la Ciudad Autónoma con una duración media de 18,04 días cada una.

Las cifras son especialmente llamativas si se comparan con las del ejercicio 2009, año en el que se registraron 2.376 incapacidades con una duración media cada una de 43,78 días.

La consejera ha explicado que en 2011 el número de bajas médicas contabilizado en la Administración local se elevó a 663, más o menos las mismas que, si se mantienen las medias mensuales registradas hasta ahora durante el presente ejercicio, se acumularán en 2012, pero su duración media se prolongó hasta 37,1 días, algo más del doble de lo que se están prolongando ahora.

Además de obligar a los trabajadores a 'fichar', como se pactó con los sindicatos posteriormente, el Plan de Sostenibilidad Presupuestaria aprobado por el Consejo de Gobierno a finales de enero establece la puesta en marcha de "un exhaustivo control del cumplimiento de jornada de los empleados públicos" que exige a cada consejero que, cada siete días, dé cuenta "de los incumplimientos detectados durante la semana", para "que se lleve a cabo la debida detracción proporcional de haberes sin perjuicio de la responsabilidad disciplinaria a la que la misma pueda dar lugar".

Además, el documento, decretó "una estricta aplicación" de las normas aprobadas por Consejo de Gobierno el pasado 16 de diciembre para endurecer el modelo de gestión de incapacidad temporal, texto "que inició una lucha contra el absentismo en nuestra Administración". Dichas normas, que obligan a los empleados públicos que se encuentre en situación de baja médica a justificarla "de manera obligatoria desde el primer día de enfermedad", se han hecho extensivas, además, "a todo el sector público".

Lea también:

- La Ciudad obligará a 'fichar' a todos los funcionarios para constatar que cumplen su jornada laboral

- Los consejeros deberán dar cuenta cada semana de las faltas al trabajo de su personal

- La Ciudad regula la gestión de las bajas médicas "para evitar fraudes y garantizar derechos"

La Ciudad rebaja de 43,7 a 18 días la duración media de las bajas médicas del funcionariado local