Ciudad y Delegación entierran el hacha de guerra de la financiación de políticas sociales


Ciudad y Delegación entierran el hacha de guerra de la financiación de políticas sociales

Cuando una amistad es sólida, los pequeños desencuentros se olvidan pronto, y la relación entre el presidente Juan Vivas y el delegado José Fernández Chacón está ya más que cimentada. Si hace una semana había desencuentros entre Ciudad y Delegación por la reducción de financiación para políticas sociales, todo ha quedado olvidado ya, y en la firma de renovación del convenio para ayuda a domicilio sólo había saludos, abrazos, sonrisas y parabienes. Los cuchillos de la semana anterior ya guardados en el cajón, y de nuevo toca lucir amistad y recordar lo beneficioso que es para Ceuta que Vivas y Chacón se hayan convertido en almas gemelas.

El Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) y la Ciudad Autónoma han firmado la prórroga del convenio de ayuda a domicilio, que este año tiene una cuantía de 2.810.982,53 euros, de los que el IMSERSO costea 1.670.282,53 euros (59,42%) y la Ciudad Autónoma 1.140.700,00 euros (40,58%) La renovación de este convenio de colaboración contribuye al mantenimiento de uno de los programas básicos y tradicionales de los servicios sociales, como es de la ayuda a domicilio, a través del que se intenta promover una mejor calidad de vida de los colectivos más vulnerables de la sociedad, como son los mayores y personas con algún tipo de discapacidad, potenciando su autonomía y unas condiciones adecuadas de convivencia en su propio entorno, familiar y sociocomunitario, retrasando e incluso evitando de este modo su ingreso en centros residenciales.

El objeto de este convenio, que se firma entre ambas administraciones desde 1993, es el de llevar a cabo una actuación coordinada para la gestión y desarrollo del programa de ayuda a domicilio entre IMSERSO y Ciudad Autónoma. Este convenio ha tenido un notable crecimiento en los últimos años, multiplicándose por diez los recursos económicos asignados a su mantenimiento desde 1999, lo que ha propiciado paralelamente un aumento notorio de beneficiarios. De hecho, y respecto al convenio firmado en 2008, la aportación del IMSERSO se ha incrementado en un 40% aproximadamente, lo que permitirá atender a un mayor número de ciudadanos, actualmente en lista de espera, así como aumentar el número de horas por beneficiario. Para el periodo de vigencia del presente convenio, ambas administraciones convienen en la financiación conjunta de un total de 224.913 horas de atención domiciliaria y 20.075 servicios de comida para los beneficiarios.

“Por encima de todo nos debemos a Ceuta y a los ceutíes y esto es una muestra palpable de la respuesta que las dos administraciones dan a las necesidades sociales de la ciudad”, ha dicho el delegado del Gobierno, José Fernández Chacón, al término del acto. “Esa sintonía de colaboración con la Ciudad va a seguir siempre, porque es tarea común la de trabajar por los ceutíes por encima de cualquier contratiempo y eso es un mensaje de tranquilidad que tenemos que dar desde las administraciones”, ha recordado.

Ciudad y Delegación entierran el hacha de guerra de la financiación de políticas sociales