El delegado vaticina una feria “divertida” y “muy segura”


El delegado vaticina una feria “divertida” y “muy segura”

- Unos 70 agentes entre Policía Local y Policía Nacional velarán por la seguridad en el recinto ferial cada noche

- González Pérez cree que la exhaustividad de los controles previstos este año puede molestar a algún ciudadano y recuerda que "la seguridad está por encima de cualquier otro ámbito"

La Junta Local de Seguridad se reunió este miércoles para revisar el dispositivo de seguridad que se ha preparado para garantizar la diversión durante estos próximos cinco días y cinco noches de Feria.

El delegado del Gobierno, Francisco Antonio González, repasó ese dispositivo y aunque vaticinó que “a lo mejor vamos a causar molestias a los ciudadanos” en aras de garantizar la seguridad, que “está por encima de cualquier otro ámbito y después de los últimos acontecimientos vividos entenderán que seamos mucho más escupulosos con el tema de la seguridad”. A pesar de lo que cree que “va a ser una feria divertida, como todos los años, donde la gente disfrute, añadiendo a eso un alto nivel de seguridad”.

Esa seguridad “que todos nos demandan y que vamos a dar”, según el delegado, se va a materializar en unos servicios “exhaustivos” con unos “servicios de seguridad superiores” en comparación con otros años.

El dispositivo diario lo compondrán entre 60 y 70 agentes de policía, más de 40 Locales y más de 20 Nacionales. Además la Guardia Civil velará por un control fuerte de la entrada a Ceuta tanto por el puerto como por la frontera y estará a la llamada de auxilio de la Policía Nacional para otras cuestiones de seguridad ciudadana.

Los servicios de emergencias, 112 y Bomberos, también estarán listos para actuar si surgiera la necesidad. Y la Policía Local realizará un control más exhaustivo del tráfico que de costumbre, entendido como una mejora de la seguridad en el propio recinto ferial.

Operación Feriante

Por último, la Junta Local de Seguridad también ha repasado el dispositivo del operativo tradicional de fin de feria. Como cada año la Policía Nacional y la Local vigilarán la recogida de las atracciones en el recinto ferial, escoltando a las atracciones hacia el puerto y vigilando también las gasolineras del trayecto desde el Real hasta el Puerto.

Ya, antes del atraque será la Guardia Civil con su ya famoso detector de latidos quien inspeccione los vehículos para evitar el salto a la península de los inmigrantes escondidos en las atracciones de feria.

El delegado vaticina una feria “divertida” y “muy segura”