INSTITUTO DE SEGURIDAD Y CULTURA

Diseccionan la "dimensión fronteriza" de Ceuta y Melilla desde la óptica jurídica, operativa y sociológica

Diseccionan la "dimensión fronteriza" de Ceuta y Melilla desde la óptica jurídica, operativa y sociológica
Los tres ponentes, con el director del Observatorio, Carlos Echeverría (arriba a la derecha).
Los tres ponentes, con el director del Observatorio, Carlos Echeverría (arriba a la derecha).
El Observatorio de Ceuta y Melilla del Instituto de Seguridad y Cultura ha presentado este jueves su segundo informe sobre las ciudades autónomas, titulado 'Ceuta y Melilla, frontera terrestre de España y de la Unión Europea en África' y elaborado por Enrique Ávila, Romualdo Bermejo y Antonio Sierras. Al acto ha acudido en Madrid el senador caballa, David Muñoz Arbona.

La Asociación de la Prensa de Madrid ha acogido este jueves la presentación del segundo informe sobre las ciudades autónomas del Observatorio de Ceuta y Melilla del Instituto de Seguridad y Cultura, centrado esta vez en su faceta como "frontera terrestre de España y de la Unión Europea en África" y enfocado desde el punto de vista jurídico, operativo y sociológico.

El politólogo, sociólogo y secretario del Centro Universitario de la UNED de Ceuta, Enrique Ávila; el catedrático de Derecho Internacional Público Romualdo Bermejo y el coronel de la Guardia Civil jefe de la Comandancia de Melilla, Antonio Sierras, han participado en un acto presentado por el coordinador y el director del Observatorio, Alfonso Mateos y Carlos Echeverría, respectivamente.

Durante dos horas, los tres ponentes han resumido sus análisis y posteriormente se ha abierto un debate en el que han podido participar los asistentes físicamente al espacio, entre ellos el senador ceutí David Muñoz Arbona, y quienes han seguido el acto de forma telemática a través de Youtube.

ISC bermejo instituto seguridad cultura

Bermejo ha advertido que Ceuta y Melilla no deben ser consideradas ni “colonias” ni “enclaves” y ha destacado que Marruecos tampoco tiene ningún derecho jurídico a apelar a la “continuidad geográfica” para cuestionar su soberanía. Así lo refrendó, ha recordado, el Comité de Descolonización de la ONU y que tampoco cabe comparar o equiparar a las ciudades españolas norteafricanas con Gibraltar. El catedrático ha desgranado que, con sus conexiones marítimas con el territorio peninsular español, es igualmente inaceptable el término de “enclave”. También se ha referido a la “frontera marítima” y la evolución de su consideración histórica para extenderse a hasta 350 millas. “Como territorio y ciudades españolas tienen derecho a su mar territorial, zona económica exclusiva y plataforma continental, por lo que habría que estudiar con Marruecos su delimitación”, ha planteado.

Otro “tema importante” a su juicio es que las fronteras de Ceuta y Melilla “no solo delimitan los Estados de España y Marruecos, sino que también se han convertido en exteriores de la UE”. “España firmó en 1990 el Convenio de Schengen y parece que Marruecos no avaló la entrada de las dos ciudades, aunque ahora se plantea que se incorporen con todos sus derechos y obligaciones”, ha mencionado.

“En Ceuta y Melilla, como ciudades españolas, tiene que haber fronteras a pesar de que su principio no de inviolabilidad no sea tan absoluto, pero en realidad un Estado existe cuando ejerce soberanía real sobre un territorio, con independencia del reconocimiento exterior, y las defiende”, ha resumido.

muñoz echeverría

Muñoz le ha interpelado, en el coloquio posterior, por cómo ve, desde el punto de vista académico y del Derecho Internacional, la actual situación de ambas ciudades, y el experto ha resaltado "la gran importancia que tienen Ceuta y Melilla en el Mediterraneo, en el Estrecho Fe Gibraltar y para el resto de España y de la Unión Europea".

También ha hecho hincapié en "la importancia que debe dar el Estado español y las instituciones europeas e internacionales al desarrollo económico, social y seguridad de ambas ciudades geopolíticamente españolas y europeas guardando buenas relaciones bilaterales con el Reino de Marruecos“.

ISC coronel sierras instituto seguridad cultura

El coronel Sierras ha subrayado que “Melilla es una ciudad abierta” con cuatro pasos en su perímetro fronterizo. “Ni presidio ni frontera cerrada en una ciudad en la que se han llegado a contabilizar 73.000 cruces de personas y 15.000 vehículos en un solo día”, ha ejemplificado sobre una infraestructura “que está siendo reformada” para “eliminar” las ‘concertinas’, que se ha convertido en “una oportunidad para reformar un vallado que se había vuelto ineficiente” para contener la presión migratoria en forma de saltos, parcialmente resuelta con la introducción en la legislación de la figura del ‘rechazo’ en frontera.

“Una valla inexpugnable nos va a resolver muchos problemas”, ha asegurado el jefe de la Comandancia de Melilla, que ha ensalzado la “excelente colaboración” que se mantiene con las Fuerzas de Seguridad marroquíes, también de forma directa con las autoridades vecinas. “Evitan continuamente saltos, controlan los campamentos y en el mar realizan numerosos rescates, más de 11.000 el año pasado hacia Beni-Enzar”, ha concretado.

Además, ha avanzado que los nuevos dispositivos de ‘frontera inteligente’ será posible cumplir con todos los requerimientos de Schengen, algo “imposible” con los recursos disponibles pese a los “hasta seis controles” a los que deben enfrentarse cualquier ciudadano marroquí que pretenda llegar a la península.

En relación con el ‘comercio atípico’ que “para Marruecos es contrabando, desde 2019 con el término de corrupción porque perjudica a su tejido productivo”, el coronel ha recordado el cierre unilateral hace más de dos años de la aduana, que ha hecho caer un 28% el desembarco de mercancías en Melilla y un 40% el de contenedores, y el definitivo del tránsito con la pandemia.

“Nos suponía un problema de orden público y de fraude con más de 600 furgonetas que han quedado en la calle”, ha ejemplificado Sierras, que ha reconocido la “preocupación” existente por las repercusiones económicas que sobre la ciudad autónoma tienen las decisiones del país vecino, donde ha asegurado, en relación a la presión sobre servicios públicos en territorio español, “se publicita el Hospital Comarcal como centro de referencia”.

ISC enrique ávila instituto seguridad

Enrique Ávila ha centrado su mirada en la vertiente de las migraciones sobre las fronteras de las dos ciudades y en la difícil compaginación de la legalidad internacional con “los sentimientos”, así como en la controvertida situación en la que quedan los territorios “de tránsito” de las personas que salen o huyen de un país hacia otro.

“Ceuta y Melilla no son destino de corrientes migratorias, no tienen beneficios y sí padecen los inconvenientes o los riesgos de convertirse en gendarmes”, ha valorado el sociólogo, que se ha referido a la importancia de los “impactos en prensa” de las informaciones sobre ese tema y la perspectiva desde la que se abordan.

Diseccionan la "dimensión fronteriza" de Ceuta y Melilla desde la óptica jurídica, operativa y sociológica