Los empleados de la Ciudad trabajarán desde ya y hasta octubre solamente de 8.00 a 14.00 horas


Los empleados de la Ciudad trabajarán desde ya y hasta octubre solamente de 8.00 a 14.00 horas

- Durante las Fiestas Patronales y el 24 de junio el horario se restringirá de 10.00 a 14.00 horas

- Los trabajadores deberán recuperar las horas 'perdidas', 90 minutos al día', por las tardes y de forma "flexible" a lo largo del año

- CSI.F vota en contra del acuerdo al entender que no se debería exigir compensación y por "excluir al personal a turnos", interpretación de la que discrepa UGT

El Gobierno de Juan Vivas y los sindicatos CCOO y UGT han alcanzado este martes un acuerdo en Mesa General de Negociación con la oposición de CSI.F para que a partir de ya y hasta octubre los trabajadores de la Ciudad Autónoma tengan un horario fijo de presencia en su puesto de trabajo "de 8.00 a 14.00 horas de lunes a viernes", 90 minutos menos al día de lo rutinario.  El horario de verano será aún más laxo durante las Fiestas Patronales y el 24 de junio: de 10.00 a 14.00 horas "sin perjuicio de lo dispuesto para los servicios y centros que realicen prestaciones de obligado cumplimiento o de interés general".

A estos colectivos se les ofrecerá disfrutar de la flexibilidad de horario estival "en la forma que se determine por el responsable del servicio con autorización previa del órgano competente en materia de personal de manera que el servicio quede cubierto en todo momento y sin que ello pueda conllevar gasto económico alguno para la Administración".

Quedan excluidos de estos beneficios "el personal que por razones de servicio tenga organizado su trabajo por turnos o se deba realizar la prestación en turno único de tarde o noche".

Quienes puedan entrar más tarde y salir antes de sus trabajos deberán recuperar las horas perdidas "en horario flexible" de 15.15 a 19.00 horas de lunes a viernes "de manera que la adaptación horaria producida con ocasión de la jornada de verano se recuperará durante el año natural, respetando en todo caso la duración mínima de la jornada en cómputo anual".

En las oficinas de Información y Atención al Ciudadano y Registros "se deberá asegurar la apertura al público de 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.00 horas de lunes a viernes".

CSI.F ha votado en contra de la propuesta gubernamental al entender que el horario de verano es un derecho adquirido que no debería exigir compensación durante el resto del año y por disconformidad con la exclusión de los trabajadores que realizan sus labores a turnos.

UGT discrepa de esta interpretación ya que entiende que para el personal a turnos es de aplicación el párrafo que señala que la reducción de jornada se aplicará "en la forma que se determine por el responsable del servicio con autorización previa del órgano competente en materia de personal". "Si se hubiese excluido a casi la mitad de los trabajadores nosotros tampoco hubiésemos votado a favor", ha advertido José Mata.

Los empleados de la Ciudad trabajarán desde ya y hasta octubre solamente de 8.00 a 14.00 horas