NUEVA NORMALIDAD

España, como la UE, abre fronteras, pero el Tarajal sigue esperando a Marruecos

España, como la UE, abre fronteras, pero el Tarajal sigue esperando a Marruecos
frontera tarajal La frontera además sigue de obras./archivo
frontera tarajal La frontera además sigue de obras./archivo  

El Boletín Oficial del Estado recoge este viernes la orden del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. A partir de la próxima medianoche del viernes al sábado se podrá viajar al exterior y podrán llegar viajeros de 15 países de fuera de la Unión Europea. Si bien en tres de esos casos la reapertura de fronteras está supeditada a la reciprocidad, esto es, a que esos países admitan también viajeros de la Unión Europea. Tal es el caso de Marruecos, al que acompañan en esa lista, su vecino, Argelia y el gigante asiático China.

De facto, el Tarajal no se abrirá en tanto en cuanto Marruecos no abra sus fronteras exteriores a la Unión Europea. Una reapertura que las últimas informaciones del país vecino estimaban en el entorno del 10 de julio, el próximo fin de semana, si bien no hay nada concreto de modo oficial.

La decisión tiene consecuencias y de hecho nadie se atreve a predecir qué sucederá con el Tarajal. La primera consecuencia es que habrá Operación Paso del Estrecho se quiera o no. Una encuesta reveló estos días que la mitad de los magrebíes afincados en Europa tiene intención de emprender rumbo al sur tan pronto se pueda cruzar el Estrecho, ya sea de Algeciras a Tánger, de Málaga a Melilla o Nador o de Algeciras a Ceuta, si hay garantías de que una vez aquí podrán traspasar el Tarajal, cerrado a cal y canto desde el pasado 13 de marzo.

Los otros 12 países con los que se va a producir la apertura real en las próximas horas son Australia, Canadá, Georgia, Japón, Montenegro, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Corea del Sur, Tailandia, Túnez y Uruguay (este último el único de toda América Latina.

Según se recoge en la nota con la que el Ministerio del Interior ha informado de esta reapertura se explica que “la aplicación del criterio de reciprocidad con Argelia y Marruecos se enmarca en la necesaria coordinación en las fronteras con dos países vecinos y con los que habitualmente compartimos un elevado flujo de entrada y salida. Por lo tanto, la reapertura para los residentes de Argelia y Marruecos se producirá en el marco de un proceso coordinado cuando reabran sus fronteras”.

En todos los casos de esos 15 países, la Unión Europea acordó el pasado 30 de junio considerar a los residentes en estos países como un tráfico “seguro” por sus condiciones de pandemia, similares a las de la Unión Europea.

Pero incluso entre los tres países a los que se supedita la reciprocidad existen diferencias. A China le alcanzará con abrir sus fronteras para poder recibir viajeros de la Unión Europea y permitir a sus ciudadanos visitar el viejo continente. En el caso de Argelia y Marruecos la reapertura exige un puntito más, la coordinación:

“Respecto de Argelia y Marruecos, cualquier futura decisión sobre un posible levantamiento de las restricciones fronterizas deberá tomar en consideración que ambos países mantienen cerradas sus fronteras, así como el considerable volumen habitual de desplazamientos entre España y cada uno de esos países africanos”, ha explicado Interior.

Mientras eso sucede los puestos terrestres fronterizos en las dos ciudades autónomas seguirán cerrados como hasta ahora.

Cualquier otro país, como Estados Unidos, Brasil o el resto de Hispanoamérica con la excepción ya relatada de Uruguay, que no figure en esa lista, no estará abierto al tráfico internacional con la Unión Europea.

Aunque la orden contempla excepciones que de facto también podrían tener consecuencias en Ceuta. Por ejemplo, los trabajadores transfronterizos o los titulares de un visado de larga duración expedido por un Estado miembro o asociado Schengen. Obviamente tampoco tendrán problema los ciudadanos que quieran entrar o salir de lugares como Andorra, Mónaco, El Vaticano o San Marino. En igual excepcionalidad están los estudiantes en el extranjero o los extranjeros en la UE. Personas que viajen por motivos familiares, los trabajadores altamente cualificados o los casos fundamentados de fuerza mayor o humanitarios o los temporeros del sector agrícola.

Además la orden ministerial establece un plazo de vigencia. La nueva normalidad con los viajes al exterior será así hasta las 00.00 horas del 31 de julio. Después de este primer mes, la medida se reevaluará para prorrogarla, ampliarla o suspenderla de nuevo si las circunstancias de la pandemia evolucionan a peor.

España, como la UE, abre fronteras, pero el Tarajal sigue esperando a Marruecos