Impiden la entrada en Ceuta de un niño de 2 años venezolano nacido y residente en la ciudad


Impiden la entrada en Ceuta de un niño de 2 años venezolano nacido y residente en la ciudad

- La madre del pequeño, que no tramitó su permiso de residencia a la espera de la nacionalidad española, ha tenido que dejarlo con una familia al otro lado de la frontera

- Virginia Rivera y sus vástagos, Aziz Daniel y Hafida Rocío, están empadronados en Ceuta pero la Policía asegura que la madre tampoco tiene permiso de residencia en vigor ni había pedido autorización de regreso

Virginia Rivera vive desde el pasado miércoles con su vida, literalmente, partida por la frontera. Ese día, como "muchos otros", cruzó el Tarajal hacia el país vecino junto a su hijo Aziz Daniel para hacer "unas compras". Ella, como su pequeño, de 2 años y medio, son ciudadanos de nacionalidad venezolana, aunque la madre lleva cuatro años viviendo en Ceuta y tiene su permiso de residencia en vigor.

Su vástago, sin embargo, no. Pese a haber nacido en la ciudad autónoma, tiene pasaporte venezolano y está empadronado en la ciudad, en la calle Romero de Torres, junto a su madre y a su hermana de 4 años, nacida en Marbella y, ella sí, nacional española. El núcleo familiar no tramitó permiso de residencia para el niño confiando en que la concesión de la nacionalidad española sería inmediata.

Esta semana, al intentar regresar a Ceuta, la Policía Nacional vetó la entrada del niño por no tener regularizadas las condiciones para acceder a territorio español, que en el caso de los venezolanos exige pasaporte en vigor (sin visado) para quedarse hasta 90 días por semestre.

"Nos dieron un trato horrible y un policía me dijo que hacía meses que me habían advertido sobre los papeles del niño, algo que no es cierto porque además debería existir constancia por escrito, y pretendían que firmase por escrito el haber recibido asistencia de abogado sin ser cierto", ha lamentado Rivera este sábado en declaraciones a Ceutaldia.com.

El caso es que, 72 horas después, su hijo pequeño, que ya está escolarizado para el próximo año académico en el CEIP Mare Nostrum, permanece en Marruecos "con unos amigos" y su hermana, Hafida Rocío, en Ceuta. "Las autoridades españolas me dicen que trámite el permiso de residencia pero no puedo hacerlo si el niño sigue en Marruecos", ha explicado.

Fuentes policiales han explicado a Ceutaldia.com que, efectivamente, los funcionarios destinados en la frontera impidieron el paso no solo del niño sino también de la madre, tanto el miércoles como el jueves. "La mujer", han precisado, "no tiene su permiso de residencia en vigor y, aunque está tramitando su renovación, no había solicitado la preceptiva autorización de regreso cuando se abandona el territorio nacional, por lo que tendría que regularizar su situación antes de poder entrar en Ceuta [algo que sí ha conseguido] a través de la representación consular en Marruecos o a través de algún allegado en la ciudad autónoma".

Impiden la entrada en Ceuta de un niño de 2 años venezolano nacido y residente en la ciudad