Joven de segunda generación nacido y residente en Ceuta, pefil del español que se suma a DAESH

Joven de segunda generación nacido y residente en Ceuta, pefil del español que se suma a DAESH

- El informe 'Estado Islámico en España' subraya que "la ciudad constituye el foco central de componente específicamente autóctono y también de su exponente homegrown"

- La distribución de los detenidos por la geografía nacional "no se corresponde con la de la población musulmana" y Ceuta está "sobrerrepresentada" 19 puntos porcentuales


¿Cuál es el perfil sociológico más frecuente entre los detenidos en España por actividades relacionadas con Estado Islámico (EI), un total de 111 personas entre junio 2013 y mayo pasado? Según el informe elaborado por Fernando Reinares y Carola García-Calvo para el Real Instituto Elcano bajo el título 'Estado Islámico en España', en conjunto, el "principal escenario" de la movilización promovida por DAESH en nuestro país se encuentra en la provincia de Barcelona pero si la atención se centra sólo en los detenidos de nacionalidad española "su foco hay que situarlo entre jóvenes de segunda generación nacidos y residentes en Ceuta".

El 45,3% de los detenidos en España por actividades relacionadas con DAESH desde 2013 tiene nacionalidad española y el un 41,1% es, por el contrario, de nacionalidad marroquí. El 48,9% de ese "componente autóctono" lo constituyen individuos nacidos en Ceuta y un 22,1% en Melilla. En una décima parte de los casos se trata de individuos nacidos en tres localidades de la provincia de Barcelona: la propia capital, Barcelona, Granollers y Sant Boi de Llobregat.

El componente marroquí o foráneo lo constituyen principalmente individuos nacidos en localidades situadas en la región de Tánger–Tetuán–Alhucemas y, en menor medida, en la Oriental, de las que tradicionalmente procede la mayoría de la población de origen del Reino alauita asentada dentro del territorio español. En lo que atañe a Ceuta, para los autores "es relevante que, a finales de 2013, no menos del 35% de los más de 800 yihadistas marroquíes que para entonces se había trasladado a Siria, procediese de localidades ubicadas en la región de Tánger–Tetuán–Alhucemas".

Las cifras se reproducen con ligeras diferencias para los combatientes terroristas extranjeros salidos desde España hacia Siria e Irak, un total de 160 en el mismo periodo analizado. 

Nueve de cada 10 detenidos lo fueron en nuestro país por primera vez y eran residentes en el mismo. El 51,7% de esos nueve de cada 10 detenidos con residencia en España son inmigrantes de primera generación, y el 42,2% corresponde a las segundas generaciones, principal pero no exclusivamente descendientes de inmigrantes llegados desde Marruecos. El 60,6% de estos detenidos que pertenecen al segmento social de las segundas generaciones nació en Ceuta, el 27,3% en Melilla y el 9,1% en Cataluña.

"En suma, mientras que la provincia de Barcelona destaca como principal escenario genérico de la movilización yihadista promovida" por DAESH dentro del territorio español, analizan Reinares y García-Calvo, "la ciudad de Ceuta constituye el foco central de su componente específicamente autóctono y también de su exponente homegrown".

Según remarcan, la distribución de los detenidos por la geografía española "no se corresponde con la de la población musulmana". Los detenidos en Ceuta están 19 puntos porcentuales sobrerrepresentados respecto al porcentaje de población musulmana o de ascendencia musulmana en dicha ciudad para el total nacional, 11 en el caso de la provincia de Barcelona, ocho en el de Melilla y uno en el de Madrid.

Las motivaciones ideológicas y utilitarias para adherirse al Estado Islámico "parecen haber sido más relevantes entre los detenidos que las de índole existencial e identitaria, o que las de carácter emocional y afectivo". La idea de yihad terrorista como imperativo religioso, el convencimiento de que es eficaz y de que su éxito queda de manifiesto con la proclamación del califato, al igual que la provisión de incentivos selectivos o recompensas materiales y no materiales, "mueven más a la implicación en EI que la posibilidad de encauzar distintos tipos de emociones o encontrar una salida a crisis vitales o a conflictos de identidad".

Los detenidos puestos a disposición judicial en España desde 2013 por actividades relacionadas con EI se caracterizan ante todo por ser "hombres jóvenes, casados y con hijos, tanto españoles como marroquíes, en su mayoría con estudios secundarios y cuya tasa de desempleo es similar a la de la población española en su conjunto". No es "inusual" que tengan antecedentes penales y, aunque ascendencia musulmana, su conocimiento del Islam y de la sharía "suele ser elemental".

Joven de segunda generación nacido y residente en Ceuta, pefil del español que se suma a DAESH