FASE 3 DE LA DESESCALADA

Desde el lunes, reuniones de 20 personas y barras abiertas, pero aún sin salida libre de Ceuta

Desde el lunes, reuniones de 20 personas y barras abiertas, pero aún sin salida libre de Ceuta
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, ha anunciado este viernes a última hora de la tarde que Ceuta ha recibido el visto bueno de las autoridades centrales para pasar a la tercera fase de la desescalada desde el próximo lunes, paso que la Ciudad decidió demorar una semana para tener "garantías" sobre el control del "brote" de la COVID-19 que se detectó a finales de mayo.

La ciudad lo hará sin ningún caso activo con coronavirus y presumiblemente permanecerá solo una semana en esta nueva situación, en la que se permiten nuevas flexibilizaciones, se amplían los grupos sociales y finalmente vuelven las barras de los bares.

La Administración local prevé recuperar las conexiones aéreas en helicóptero, pero restringidas en las salidas a tener un motivo justificado para hacerlo y a tener autorización por escrito de la Delegación para regresar. Los locales con licencias de apertura nocturna todavía no podrán volver a abrir sus puertas todavía.

El plan diseñado por el Ejecutivo y el Ministerio de Sanidad habla para la tercera fase de grupos de 20 personas (ahora son 15) y no hay franjas horarias reservadas para ningún colectivo, por lo que se especifica  que si se da "contacto social con personas que se encuentran dentro de los grupos considerados vulnerables al COVID-19, se deberán extremar las medidas de seguridad e higiene".

El aforo de los velatorios queda en 50 personas al aire libre y 25 en espacios cerrados. En las cremaciones y entierros el límite será también de 50 personas. Las bodas podrán celebrarse con un aforo máximo del 75% hasta llegar a 150 personas en lugares abiertos y 75 en los cerrados. Para lo lugares de culto, la fase tres indica que los lugares de ceremonia deberán estar limitados al 75% de su aforo permitido. 

La orden abre la posibilidad de que se organicen actividades de ocio para niños. Si son al aire libre pueden juntarse la mitad de los participantes habituales y como mucho 200 menores. Si el programa es en espacios cerrados, la limitación es del 30% u 80 participantes como mucho, incluidos los monitores. Las actividades deben organizarse en grupos como máximo de 10 personas.

Además de que las terrazas puedan ocuparse al 75% y sentarse en el interior de los bares, esta fase abre la posibilidad de que se utilicen las barras para consumir estando de pie siempre que los clientes o grupos de clientes puedan mantener una distancia de separación entre ellos de dos metros. 

Los cines y teatros deben seguir preasignando las butacas y su aforo pasa a ser del 50% de la capacidad habitual. En los espectáculos al aire libre, como un concierto, el máximo son 800 personas (o la mitad del aforo permitido). Podrán hacerse actividades culturales en las bibliotecas con la mitad de su aforo y también las consultas en sala con esa misma limitación.

En los museos se puede tanto visitar la colección como realizar actividades con el 50% de la capacidad de cada sala. Las visitas guiadas o las actividades con varias personas deberán garantizar que hay espacio para separarse dos metros. El máximo por grupo será de 20 personas.

Deporte y comercio

Además de las instalaciones al aire libre, ya se pueden utilizar las cerradas. La fase 3 permite grupos de hasta 20 personas y siempre con el aforo limitado a la mitad y ya se permite el uso de los vestuarios y las duchas. Los deportistas federados no profesionales regresan a los entrenamientos en grupo, pero con un máximo de 20 deportistas y evitando que haya contacto físico entre ellos.

El aforo máximo de las tiendas queda en el 50% de lo habitual  siempre que se asegure la distancia de seguridad. Se puede volver a utilizar las zonas comunes de los centros comerciales también con la limitación de espacio a la mitad  y  pueden instalarse el 50% de los puestos de mercados al aire libre, es decir, los mercadillos.

Desde el lunes, reuniones de 20 personas y barras abiertas, pero aún sin salida libre de Ceuta