REAGRUPACIÓN FAMILIAR

Marruecos, entre obligar a los padres de los niños acogidos en Ceuta a venir a recogerlos o aplicar la norma

Marruecos, entre obligar a los padres de los niños acogidos en Ceuta a venir a recogerlos o aplicar la norma
niño frontera marruecos
Imagen de recurso.
El país vecino siempre se ha negado a facilitar en las ciudades autónomas el trámite previsto en la normativa para las reagrupaciones de menores extranjeros no acompañados, que culmina con "su entrega a las autoridades de fronteras del país al que se repatríe”, por lo que las familias debían cruzar la frontera a por ellos. La Policía ya ha reseñado a la mitad de los acogidos en el Tarajal y Piniers y un puñado de madres han podido recoger alguno.

Trabajando a marchas forzadas, la Policía ya ha conseguido reseñar a más de 400 de los alrededor de 800 menores acogidos en la nave del Tarajal y los módulos de Piniers a la espera de que los militares monten un campamento de emergencia anexo al CETI y las autonomías se hagan cargo de los adolescentes tutelados por la Ciudad para liberar 'La Esperanza'.

En paralelo, según fuentes oficiales, el Gobierno español negocia con el marroquí un procedimiento especial para facilitar su reagrupación con las familias que los reclaman al otro lado de la valla y no condenar a sus padres, como ha hecho siempre el Reino alauita en las ciudades autónomas, a desplazarse personalmente hasta Ceuta para recogerlos, un trámite engorroso si no imposible vía Algeciras con el paso del Tarajal cerrado desde marzo de 2020.

Los menores de 18 años que cruzaron irregularmente a Ceuta entre el lunes y el miércoles con sus progenitores han podido o podrán retornar con ellos y en casos excepcionales, una luz de esperanza, ya se ha permitido a un puñado de madres atravesar la frontera para recoger pequeños en los polígonos del Tarajal, según fuentes policiales.

niño policía mujer tarajal apaisada

No obstante, todavía queda en Ceuta un número indeterminado de niños a los que sus familias reclaman (el cauce formal pasa por telefonear al 956.51.24.13) y más de medio centenar ha trasladado a los agentes españoles su deseo de volver cuanto antes. ¿Cómo facilitar el reencuentro?

Hasta ahora Rabat siempre se ha negado a aplicar la normativa de reagrupación en las ciudades autónomas como en cualquier otra parte de España. Cuando los padres de un menor migrante solo le reclamaban se hacía obligatorio que estos cruzasen la frontera para recuperarlos presentando la documentación preceptiva.

El procedimiento que no acepta aplicar Marruecos desde Ceuta estipula que “una vez localizada la familia del menor o, en su defecto, los servicios de protección de menores de su país”, con informes de los servicios de protección de la infancia y tras oír al niño se puede proceder a la repatriación “mediante su entrega a las autoridades de fronteras del país al que se repatríe”.

Para el resto de España la gestión de las reagrupaciones familiares en los países de origen de menores extranjeros no acompañados se regula de conformidad con el Reglamento de Extranjería, que establece que “de acuerdo con el principio del interés superior del menor”, la repatriación al de origen solamente se acuerda si se dan “las condiciones para la efectiva reagrupación familiar del menor, o para la adecuada tutela por parte de los servicios de protección de menores del país de origen”.

Si el país vecino aceptase implementar ese protocolo y facilitar el intercambio de información y documentación de los progenitores y sus vástagos la operación de repatriación de los menores solos acogidos ahora en Ceuta se simplificaría notablemente y debería involucrar a la Fiscalía, que no interviene en las reagrupaciones en las que las familias se desplazan a la ciudad porque no implica una salida inmediata del país, sino que queden en manos de sus progenitores.

Marruecos, entre obligar a los padres de los niños acogidos en Ceuta a venir a recogerlos o aplicar la norma