MIGRACIÓN INFANTO-JUVENIL

Más de 80 menores extranjeros solos han entrado en Ceuta desde el cierre de la frontera

Más de 80 menores extranjeros solos han entrado en Ceuta desde el cierre de la frontera
Un menor, interceptado por la Guardia civil en la playa del Tarajal.
Un menor, interceptado por la Guardia civil en la playa del Tarajal.

El perímetro de la Ciudad sigue siendo poroso, también para los migrantes menores de edad. El cierre de la frontera del Tarajal desde mediados de marzo por la declaración de la pandemia de la COVID-19 ha reducido su número de entradas, entre 20 y 30 al mes en años precedentes, pero tanto como se podía esperar con la clausura del punto más permeable y la consiguiente liberación de efectivos policiales.

Según fuentes del Gobierno de Ceuta, durante los últimos diez meses han accedido a la ciudad al menos 82 jóvenes extranjeros no acompañados, la cifra de la que se ha hecho cargo la Administración autonómica, que en este tiempo habilitó primero (durante el confinamiento más estricto) el polideportivo de Santa Amelia y después el albergue de Piniers para aliviar la sobreocupación de 'La Esperanza'.

Actualmente son unos 330 los menores foráneos solos que tutela la Ciudad, muy lejos de las cifras que se alcanzaron en la época anterior a la crisis sanitaria, pero también de la capacidad máxima que la institución se considera capaz de atender en condiciones idóneas, menos de un centenar.

Entre el 1 de agosto de 2019 y el 14 de marzo de 2020 el número de menores marroquíes no acompañados con estancia en Ceuta se incrementó “un 90%”, lo que supuso que el Centro de Realojo Temporal de ‘La Esperanza’ llegó a tener que albergar jóvenes “en condiciones de hacinamiento”, según ha reconocido en documentos oficiales el propio Gobierno de Vivas.

El Ejecutivo local ha reclamado que se dote al puesto fronterizo del Tarajal, cuya reapertura sigue condicionada a la evolución de la pandemia, de “mecanismos y recursos eficaces que impidan la entrada ilegal de adultos y menores extranjeros no acompañados procedentes de otros países a fin de que el control se efectúe en este punto y no en la zona del Puerto”.

También que se haga efectivo el Acuerdo de Reagrupación con el Reino alauita y que, mientras, se construya un nuevo Centro en la ciudad y se haga posible el traslado a la península de aquellos menores que no pueden ser reagrupados y excedan la capacidad de las instalaciones disponibles.

Más de 80 menores extranjeros solos han entrado en Ceuta desde el cierre de la frontera