8M

Olga Chaves recoge el premio Vivencias reclamando libertad para que la mujer demuestre lo que quiera

Olga Chaves recoge el premio Vivencias reclamando libertad para que la mujer demuestre lo que quiera
olga chaves premio vivencias 22
Olga Chaves con Nabila Soliman recibiendo el Premio Vivencias de este 2022.
Podemos premia a la deportista y educadora con su galardón para celebrar el Día Internacional de la Mujer

El Premio Vivencias es el galardón con el que Unidas Podemos Ceuta reivindica el papel de la mujer en la sociedad en el contexto del Día Internacional de la Mujer que se celebra este martes, 8 de marzo. Este año, la premiada ha sido Olga Chaves. Una pionera en el deporte y con una probada trayectoria en “superar suelos pegajosos y romper techos de cristal”, como ha dicho Nabila Soliman al presentarla. Y ella ha recogido el premio y el guante y ha hecho un llamamiento a las mujeres y la sociedad en general para que las dejemos en paz, para que cada mujer se sienta libre de poder demostrar de qué es capaz. Un mensaje rotundo que engloba todo. Lo que ha luchado ella para prosperar en el mundo macho del deporte y tantas otras en cada ámbito de la sociedad, mermadas en sus capacidades tan sólo por los prejuicios de una sociedad moldeada por hombres.

El espíritu del premio ayuda, “se homenajean a muchas mujeres, pero poco se habla de sus vivencias y lo que han superado”, ha explicado Soliman.

Y en esas vivencias, Chaves ha explicado como comenzó a superar barreras cuando llevaron a su hermano a apuntarse a judo y la que se quedó en ese deporte fue ella. La que no tenía competidoras para entrenar y aprovechaba que en los reemplazos de soldados llegaban judokas, para entrenar con ellos y hacerse más fuerte. Hasta que en una de esas se lesionó el cruzado. Y así, siempre, demostrando que el deporte no es sólo cosa de hombres.

Hasta hoy que el deporte femenino crece en práctica en mujeres hasta 50 años al 70 por ciento, más que el de los hombres. Aunque las estadísticas de práctica global de deporte sigan mostrando un campo protagonizado por hombres, aunque la brecha salarial en esto sea abismo. Pero “se están consiguiendo cositas” ha expresado la siempre optimista Chaves.

La premiada ha querido compartir el premio “con todas las que luchan por la igualdad en todos los ámbitos sociales”. Y ha reivindicado su papel de educadora en el que hace hincapié en concienciar a su alumnado en que “cada uno tenga la oportunidad de hacer lo que quiera sin importar el sexo o cualquier otra cosa”.

“Coraje”, “respeto e igualdad”, como herramientas nucleares para el deporte y la vida en el credo de Chaves.

Del judo al fútbol, a entrenar un equipo regional de hombres. “Tan sólo tocaba la puerta del vestuario y preguntaba si tenían puestos los calzones”, ha ejemplificado Chaves como en su trayectoria ha recibido siempre un trato exquisito del que no tiene queja alguna. Y en esta lucha hacen falta los hombres. “Cuando vino la copa de la Reina me decía el presidente que había que llenar el campo de mujeres. De hombres, le dije yo”, ha recordado. Para que vieran que las mujeres también juegan bien al fútbol.

Y el mensaje a las nuevas generaciones lo tiene claro, “que se atrevan” a hacer lo que quieran, a soñar y a perseverar para demostrar todo su potencial.

Olga Chaves recoge el premio Vivencias reclamando libertad para que la mujer demuestre lo que quiera