DESDE MEDIANOCHE

La plantilla de Trace no saldrá a la calle hasta que todos hayan cobrado la 'extra' de este mes

La plantilla de Trace no saldrá a la calle hasta que todos hayan cobrado la 'extra' de este mes
Imagen de la asamblea celebrada en Benzú.
Imagen de la asamblea celebrada en Benzú.  

Los trabajadores han acordado al filo de las 00.00 horas que los 42 operarios del turno de noche no salga a recoger los residuos mientras la concesionaria del servicio no cumpla con su obligación de haber abonado esas nóminas, algo que tenía que haber hecho antes del día 15. La Ciudad niega retrasos en sus desembolsos pero la empresa tampoco quiere poner ni un euro mientras reclama a la Administración unos cinco millones.


La plantilla de Trace sí ha sostenido esta vez el pulso a la empresa concesionaria del servicio de limpieza pública viaria, que desde medianoche no tiene personal en la calle recogiendo los residuos. Cientos de operarios han decidido en una asamblea improvisada en Benzú al filo de la medianoche que no estarán en la calle hasta que todos hayan ingresado en sus cuentas bancarias la paga extrardinaria de Navidad, que según Convenio debe estar pagada antes del 15 de diciembre.

Como no lo ha estado y solo la han recibido, este lunes por la tarde, los cliente del Santander, que es el banco con el trabaja Trace, la plantilla en grupo ha decidido optar por una postura de fuerza que, según el Comité de Empresa, no tendrá consecuencias, pues los trabajadores estaban listos y equipados para hacer su labor y permanecerán "toda la noche" en sus dependencias laborales.

De momento a medianoche no han salido a la calle los 42 trabajadores del turno de noche y no lo hará ninguno de los 382 que forman el plantel hasta que esté ingresado el último euro. Sobre el terreno se creía que el plante no generará grandes incomodidades a la ciudadanía.

En declaraciones a los medios, Francisco Mur ha subrayado que "la plantilla decide y ha decidido ser solidaria y no salir a trabajar". "En cuanto se ingrese el dinero saldremos a trabajar pero no podemos sufrir siempre nosotros las consecuencias de las enemistades entre empresa y Ciudad", ha ampliado el ugetista sobre las relaciones entre la UTE y la Administración.

Los accionistas de la primera no están dispuestos, con millones de euros en detracciones de rémora, a poner ni un euro más para aguantar. La Ciudad, que asegura que no ha pecado de ningún retraso en sus pagos, tampoco ha cedido, en este caso gracias a Intervención, a la voluntad de los nuevos directores del contrato de no quitarle ni un euro de las certificaciones.

Mur ha explicado que este mismo lunes se ha denunciado el Convenio Colectivo que expira a final de año y que se aprobó defiitivamente hace nada entre amenazas de huelga, por lo que ha pedido a Vivas que "medie" para evitar que el servicio degenere en un permanente conflicto laboral en niveles y con incumplimientos desconocidos, según los sindicalistas, desde hace más de veinte años.

La plantilla de Trace no saldrá a la calle hasta que todos hayan cobrado la 'extra' de este mes