Los psicólogos de Ceuta cuestionan la "dudosa calidad" del Teléfono Contra el Acoso Escolar


Los psicólogos de Ceuta cuestionan la "dudosa calidad" del Teléfono Contra el Acoso Escolar

- Lamentan el "intrusismo profesional" al que da pie la regulación del Ministerio, que no exige "licenciados o graduados" en Psicología para contestar las llamadas al 900 018 018

- El COPCE subraya que "el acoso y ciber-acoso no son cualquier cosa y tienen consecuencias psicológicas graves para las víctimas que trascienden el mero entorno educativo"

El Colegio Oficial de la Psicología de Ceuta (COPCE) ha "suscrito" este miércoles el "profundo malestar y preocupación" expresados por el Consejo General de la Psicología de España (COP) ante la "dudosa calidad" del recién implantado Teléfono Contra el Acoso Escolar del Ministerio de Educación (900 018 018), que entró en funcionamiento el pasado 1 de noviembre.

Una de las razones de su crítica es "el intrusismo profesional que puede generar para los psicólogos especializados, pues al personal que atiende las llamadas se les requiere poseer títulos universitarios en el 'ámbito de la Psicología', término harto ambiguo y no definido en nuestro marco jurídico, en vez de exigírseles ser 'licenciados o graduados en Psicología”, como a su juicio correspondería a "la gravedad y naturaleza del asunto".

"No debemos olvidar", ha subrayado el COPCE en un comunicado, "que el acoso y ciber-acoso no son cualquier cosa y que tienen consecuencias psicológicas graves para las víctimas que trascienden el mero entorno educativo, por lo cual éstas han de ser atendidas por psicólogos altamente cualificados para desempeñar esta delicada tarea asistencial (desde la División Psicoeducativa se están redoblando los esfuerzos en los últimos años para estudiar y combatir este fenómeno cada vez más frecuente)".

Según ha cuestionado, "sin embargo se da la sinrazón de que la llamada de una víctima psicológicamente afectada pueda ser atendida, en los actuales términos, por un graduado en ciencias sociales, un pedagogo, un abogado, un graduado en empresariales, etc, que carecen de toda formación, cualificación y acreditación profesional para el manejo de estas críticas situaciones".

"Para colmo", el salario y categoría profesional del personal que atiende las llamadas es "el correspondiente a 'gestor telefónico' y no a 'psicólogo', lo que nos hace prever que el servicio estará, no sólo abocado al fracaso en el futuro a corto y medio plazo, sino que la incompetencia profesional de quienes atiendan esas llamadas puede generar efectos secundarios y contraproducentes en las víctimas que, lejos de mejorar su situación, podrían fácilmente agravarla".

El Colegio reclama "más responsabilidad a la hora de obtener información sobre el problema a tratar antes de cometer lamentables errores conceptuales de bulto" y "una definitiva separación, delimitación y especificación de las labores del psicólogo en general y del educativo en particular con respecto a otras profesiones, pues sólo así se evitarán solapamientos, intrusismos y conflictos laborales, que serían fácilmente subsanables con un mínimo conocimiento y voluntad institucional".

Los psicólogos de Ceuta cuestionan la "dudosa calidad" del Teléfono Contra el Acoso Escolar