URGENCIA SOCIAL

El Supermercado Social de la Fundación Cruz Blanca, activo toda la crisis como "servicio esencial"

El Supermercado Social de la Fundación Cruz Blanca, activo toda la crisis como "servicio esencial"
Imagen cedida por la Fundación Cruz Blanca.
Imagen cedida por la Fundación Cruz Blanca.  

El Programa de “Urgencia Social” que lleva a cabo la Fundación Cruz Blanca desde el año 2013 subvencionado por IRPF ha mantenido la actividadde su supermercado social como "servicio esencial" durante el estado de alarma. Su objetivo principal es "cubrir las necesidades básicas de personas o familias que se en encuentran en situación de vulnerabilidad y/o riesgo de exclusión social, desde tres vertientes: asistencial, educativa, y motivacional".

El proyecto se sustenta sobre dos pilares, la cobertura de alimentación e higiene mediante ayudas a través del Supermercado Social TAU, y de otro, la cobertura de necesidades básicas mediante el pago directo a diferentes proveedores de facturas relacionadas con gastos de alquiler, suministros energéticos de luz y agua, farmacia, entre otros.

Para seguir operando ha adaptado su procedimiento convencional para "garantizar la cobertura de las necesidades básicas de alimentación e higiene de las familias beneficiarias" y "cumplir con las medidas de seguridad y prevención del Ministerio de Sanidad orientadas a proteger la salud de nuestros empleados y usuarios/as".

A tal efecto se ha implantado un sistema de cita previa y en las tareas de reparto de alimentos ha colaborado la totalidad de la plantilla, dividida en grupos reducidos de cinco personas por día, para garantizar los protocolos de seguridad, y distancia física.

Durante este periodo, a través del precitado recurso, se han atendido las necesidades de alimentación e higiene de un total de 112 familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad, o riesgo de exclusión social, suponiendo entorno al medio millar de beneficiarios/as. Asimismo, se han entregado lotes de alimentos procedentes del FEAD a un total de 30 familias sin recursos que se encontraban desprotegidas, traduciéndose en un centenar de beneficiarios/as.

La Fundación Cruz Blanca ha agradecido su apoyo a la Consejería de Sanidad y a todas las empresas, colectivos sociales y particulares que han colaborado desinteresadamente con donaciones de material higiénico-sanitario, de pantallas faciales, y de otros materiales, destinados a la protección de la salud del personal y de los usuarios. "Ello ha posibilitado que podamos seguir realizando nuestro trabajo, y que nuestro equipo pueda desempeñar sus funciones de atención a las personas más vulnerables, en unas condiciones de seguridad adecuadas a esta etapa de emergencia sanitaria", ha destacado en un comunicado.

El Supermercado Social de la Fundación Cruz Blanca, activo toda la crisis como "servicio esencial"