TRADICIONES

La Virgen del Carmen vuelve a bendecir las aguas de Ceuta

La Virgen del Carmen vuelve a bendecir las aguas de Ceuta
La tradición se ha retomado este 16 de julio y tanto la Virgen del Carmen de la Almadraba como la del centro han podido procesional y encontrarse con sus devotos tras dos años de parón obligado por la pandemia. La primera, la de la Almadraba, lo ha hecho llegando por mar desde la Catedral, donde está resguardada desde la ruina declarada en su templo. La segunda ha salido de la Iglesia de África poco después.
Incluye vídeo

Dos años de “temporal” de covid habían privado a la Virgen del Carmen de Ceuta de sentir la brisa cargada de sal, la humedad del levante del 16 julio. Pero antes o después escampa. Las dos imágenes de la Virgen del Carmen, la de la Almadraba y la del centro han vuelto este sábado por la tarde a sentir el aliento de sus devotos y han recuperado la tradición.

“La Virgen del Carmen está en el corazón de todos los ceutíes porque es muy difícil que a la patronal del mar y de los marineros no se le quiera en esta tierra que es eminentemente marinera, rodeada de agua por todas partes. Es ese amigo que tenemos en el mar, al que conocemos, queremos y en ocasiones tememos y siempre añoramos cuando estamos fuera. Hoy es un día importante para Ceuta”, ha resumido el presidente de la Ciudad, Juan Vivas.

Con él miles de ceutíes se han echado a la playa de la Almadraba y a las calles del centro para arropar a las imágenes en su salida. 

Con algunas diferencias sobre la tradición habitual. La imagen de la Almadraba ha llegado a la playa desde la Catedral, por mar. En la Catedral está resguardada la imagen ahora por la ruina declarada del templo de la playa, de su casa. 

Luego la bendición de las aguas, tras la salve marinera, el baile habitual de la imagen sobre la arena de la playa aún, los “vivas” a la Virgen y una intensa emoción y felicidad por retomar la tradición. Pero la bendición se ha realizado en esta ocasión en la propia playa, a resguardo de las medusas que inundaban el canal tras el templo donde habitual se besa con el mar la imagen.

No ha importado mucho. Lo más importante era retomar la tradición tras dos años. 

Otro tanto ha sucedido en el centro. Pasadas las nueve de la tarde se abrían las puertas de la Iglesia de África para que la imagen las atravesar al encuentro con sus fieles que la esperaban por centenares en la plaza para arroparle y mostrarle su fe y su devoción.

La Virgen del Carmen vuelve a bendecir las aguas de Ceuta