Unos 9.000 escolares pasarán por el XX Programa de Educación Ambiental de Obimasa

Unos 9.000 escolares pasarán por el XX Programa de Educación Ambiental de Obimasa
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.

- La empresa municipal de Medio Ambiente se afana en crear conciencia entre los más pequeños de que hay que cuidar el entorno

- Hasta Navidad, llevará sus acciones a las aulas y después de esas vacaciones los alumnos visitarán sus instalaciones en García Aldave


La empresa municipal Obimasa, adscrita a la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad, prevé que unos 9.000 escolares participen este curso en su vigésimo Programa de Educación Ambiental, cuyo contenido trasladó a los centros educativos a principios de septiembre para que, tras su estudio, solicitaran las actividades que consideraran oportunas. Las solicitudes atendidas suman un total de 8.932 alumnos, según ha informado este domingo el Gabinete de Comunicación del Ejecutivo local en una nota a los medios.

La primera actividad de este curso es la contemplada para el Día Mundial Sin Coche, que fue el 22 de septiembre, fecha en torno a la que Obimasa plantea una acción que incluye una lectura, la del cuento La calle de Flor, y un concurso de dibujo del que el plazo de presentación de trabajos terminó el 30 de octubre y cuya entrega de premios Obimasa hará coincidir, como cada año, con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, el 3 de junio.

Asimismo, durante el primer trimestre del curso escolar, Obimasa desarrollará actividades de educación ambiental en las aulas de los propios centros escolares que lo han pedido. En concreto, llevará a cabo los talleres Nuestra ciudad limpia (1 y 2), que llegará a 1.124 niños de infantil y a 897 de primaria, respectivamente; Pasito a pasito conozco los animales y plantas de Ceuta, en la que participarán 1.049 escolares de tercero de primaria; Nuestra Fábrica de papel y jabón, de lo que disfrutarán 827 alumnos de quinto de primaria; y Cambio climático, que impartirá a 740 estudiantes de sexto de primaria.

Las excursiones a las instalaciones de Obimasa comenzarán después de Navidad y será en ese entorno en el que los críos aprendan la importancia de cuidar el medioambiente con acciones como Jugando con la naturaleza, a lo que se dedicarán, este curso, 1.191 alumnos de infantil; La granja-escuela, que hará las delicias de 1.067 escolares de primero de primaria; Transformación de alimentos, en lo que se afanarán 1.027 pequeños de segundo de primaria; Inicio al vivero escolar, de lo que aprenderán 785 estudiantes de cuarto de primaria; y Recuperación de los bosques, tema sobre el que trabajarán, en el marco del XX Programa de Educación Ambiental de Obimasa, 225 alumnos de primero de secundaria.

¿Cómo se educa en medioambiente?

Las herramientas de las que se sirve Obimasa para inculcar valores de respeto al entorno entre los escolares que durante el curso pasan por su programa varían en función de los fines pretendidos, de la edad de los pequeños y del tema a tratar. Por ejemplo, 'Transformación de alimentos', con lo que combate el hecho de que cada vez es más frecuente el desconocimiento que los niños tienen de la conexión entre lo que consumen y su origen, lo que les hace menos conscientes de las relaciones de dependencia con el medio y la dinámica que se establece con él, echa mano de la granja y el huerto antes de poner a los escolares manos a la obra para elaborar roscos y mermeladas.

En 'Inicio al vivero escolar', que persigue sensibilizar sobre la importancia ecológica de los bosque y sobre los problemas que afectan a los montes, se les familiariza con las plantas autóctonas y se les instruye acerca de las operaciones básicas en un vivero forestal. Obimasa, con 'Recuperación de los bosques', ofrece charlas y actividades prácticas sobre los vegetales como elementos esenciales en el equilibrio del medio, las técnicas de cultivo en viveros y en restauración forestales, las principales especies del entorno y los cambios en los ecosistemas que produce la acción humana.

En 'Nuestra fábrica de papel y jabón', los estudiantes aprenden a elaborar ambos productos y a valorar la importancia de reducir, reutilizar y reciclar residuos, y lo hacen después de haber pasado por el taller Nuestra ciudad limpia, en el que reciben nociones sobre los problemas asociados a la producción de residuos. Conocer la diferencia entre clima y tiempo, el concepto de cambio climático y sus consecuencias y evaluar de qué manera inciden en él las actividades de un centro escolar son los objetivos de 'Cambio climático', que también aborda el uso racional de la energía y los gases de efecto invernadero con la idea de dotarles de recursos con las que combatir el cambio climático para que sepan que tienen la posibilidad de actuar y ganar la batalla.

Unos 9.000 escolares pasarán por el XX Programa de Educación Ambiental de Obimasa