El alga invasora que llegó del Caribe para conquistar el Estrecho

El alga invasora que llegó del Caribe para conquistar el Estrecho
Muestra de Dictyota Pinnatifida.

- Septem Nostra y la Fundación Museo del Mar identifican la especie y alertan de su impacto en la pesca y en la diversidad de los fondos marinos

- Reclaman a la Ciudad que se implique y financie la investigación de este fenómeno

- Se ha detectado su presencia también en el Campo de Gibraltar, Estepona e incluso Barbate


Es fuerte, versátil y con una capacidad de reproducción fuera de lo común; llegó del Caribe, probablemente pegada al casco de un barco o de una plataforma petrolífera; y parece dispuesta no sólo a quedarse en este nuevo hábitat para ella, sino que, por lo visto hasta ahora, es capaz de conquistar el Estrecho. Se llama Dictyota Pinnatifida y a simple vista parece un alga común, pero no lo es. Es una invasora.

Tras un año de estudios, en coordinación con Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar, Septem Nostra ha logrado identificar un nuevo tipo de alga invasora que ha invadido las costas de la Bahía Norte de Ceuta en cantidades nunca vistas a este lado del Estrecho. Un estudio cuyas conclusiones han presentado en la Fundación Museo del Mar Oscar Ocaña y José Manuel Pérez Rivera y no son precisamente halagüeñas: es una especie invasora muy fuerte y ha venido para quedarse.

Ocaña admite que al principio estaban “despistados” la nueva especie es morfológicamente muy parecida al alga mediterránea común y no entendían su comportamiento. De repente el alga autóctona parecía “haberse vuelto loca”, se desarrollaba donde antes no era capaz, llegando incluso a los 40 metros de profundidad, y se reproducía por toneladas. Y no sólo en Ceuta, también en La Línea, Estepona, Algeciras, Tarifa, llegando incluso hasta Barbate. Hasta que gracias a la colaboración de Enric Ballesteros, del CSIC de Girona y Julio Alfonso, de la Universidad de La Laguna, ambos reputados expertos en la materia, se logró identificar al invasor: un alga parda, originaria del Caribe, que respondía al nombre científico de Dictyota Pinnatifida. Un alga tropical con una “virulencia tremenda” capaz de “simplificar el ecosistema”. O dicho de otro modo, capaz de arrasar todo lo que haya para instalarse. Algo que, avisan desde Septem Nostra, ya está haciendo con el coral anaranjado, la joya de los fondos marinos ceutíes, que está siento sepultada por esta nueva especie de alga. “En las zonas de contacto de este alga con el coral, lo tapan y lo asfixian”, explica insistiendo en que “esta alga puede dar muchos problemas”, advierte Ocaña. Ya ha generado problemas “evidentes” como las toneladas de algas que el Levante arrancó del fondo y depositó en las playas de Calamocarro. Un problema que ha superado a la Consejería de Medio Ambiente que “ha tirado la toalla” en las playas de la Bahía Norte, donde la ciudad “tiene un grave problema”.

Un “grave problema” que requiere de las “implicación” de la Consejería de Medio Ambiente, más preocupada, lamenta José Manuel Pérez Rivera, en construir infraestructuras, puentes y pasarelas que en proteger el litoral. “tenemos un grave problema de salud en nuestros fondos marino”, alerta Pérez Rivera, pidiendo financiación pública pa

El alga invasora que llegó del Caribe para conquistar el Estrecho