EXCURSIÓN DIVULGATIVA

Un centenar de personas descubren con el Geolodía que el Hacho es único

Un centenar de personas descubren con el Geolodía que el Hacho es único
geolodia 2022
Francisco Pereila dando una charla inicial a los participantes.
Las rocas que forman el Hacho sólo emergen en superficie en Ceuta en toda la cordillera del Rif a la que pertenecen

Un centenar de personas se han congregado a primera hora de este domingo en el Campus Universitario para desde ahí arrancar una excursión por el Monte Hacho, canción de roca y agua, como han titulado los organizadores del Geolodía que se ha celebrado este domingo, 8 de mayo, tanto en Ceuta como durante este fin de semana en otros lugares del país para tratar de acercar la geología a la ciudadanía en general.

Guiados bajo la mirada experta de Francisco Pereila han descubierto que el Hacho es un lugar único, en toda la cordillera del Rif a la que en realidad pertenece dado que es el único lugar en esos cientos de kilómetros que las rocas denominadas sébtides afloran a la superficie y en el mundo, dado que en Ceuta hay rocas y situaciones geológicas que sólo se dan en 7 lugares en el mundo, tal y como ha explicado Pereila.

De manera muy burda y gruesa y con perdón del geólogo, el Hacho está ahí desde hace 21 millones de años. Intenten imaginarlo. Pero por el camino le han pasado muchas cosas y de manera más gruesa aún, Ceuta se divide en dos tipos de materiales que forman tres zonas, la del Hacho y la de García Aldave son las sébtides, están formados por rocas metamórficas e ígneas, esto es roca volcánica que hizo aflorar los dos montes que hoy conocemos, en medio las gomárides, rocas poco o nada metamórficas y de tipo más sedimentario. “El valor geológico de Ceuta es muy alto”, ha recalcado Pereila.

Y en la particular vuelta al Hacho que han podido dar con tan particular guía han podido observar lo que la geología indica, lo que los movimientos de las placas han ido construyendo, una decena de barrancos y rocas quebradas que han servido para que se formen arroyos y el agua discurra, para ser durante mucho tiempo la única fuente de agua para la ciudad, de ahí que el monte esté salpicado de viejas infraestructuras hidráulicas que buscaban aprovechar esas escasas reservas.

En la ruta hanb participado también biólogos y miembros de la SEO que han puesto la guinda con referencias a aves, como la gaviota protegida del Sarchal y algunas plantas particulares.

geolodia 2022-2

Un centenar de personas descubren con el Geolodía que el Hacho es único