Marsave se pone a prueba con un simulacro de rescate en la playa de La Ribera


Marsave se pone a prueba con un simulacro de rescate en la playa de La Ribera

- Aseguran que la red anti medusas no supone un obstáculo para sus embarcaciones

- El servicio de socorro ha practicado un caso de nadador alérgico al que le pican medusas más allá de la zona protegida

Un nadador imprudente se aventura más allá de la zona protegida de las medusas, es alérgico a su picadura y se ve envuelto en un banco de ellas que, claro, no duda en picarle, con lo que el nadador termina flotando inerme víctima de un shock anafiláctico. Es el punto de partida del simulacro de rescate llevado a cabo este mediodía en la playa de la Ribera a cargo del servicio de socorristas de Marsave.

Un simulacro, obligado por el pliego de condiciones y uno de los requisitos para lucir la Bandera Azul, que se ha desarrollado sin problemas en un tiempo de respuesta un nivel de coordinación óptimos.

Han participado una ambulancia, personal sanitario y una moto acuática con dos técnicos a bordo, el piloto y el rescatador. Al herido se le ha sumado la presencia de otro actor (además del ahogado) que ha ejercido de esposa del herido en pleno ataque de ansiedad.

Ion Mundin, coordinador de Marsave, ha negado que la red anti medusas esté suponiendo un obstáculo insalvable ya que la moto acuática la salva con facilidad y la zodiac sólo requiere de una pequeña maniobra añadida.

Álbum de fotos:

Marsave se pone a prueba con un simulacro de rescate en la playa de La Ribera