La Patella ferrugínea de Ceuta sienta cátedra en Oporto


La Patella ferrugínea de Ceuta sienta cátedra en Oporto

- Investigadores ceutíes presentarán en el XIX Simposio Ibérico de Estudios de Biología Marina un estudio realizado en el litoral ceutí

- Proponen que las escolleras del puerto podrían ser la primera Microrreserva Marina Artificial de estas especies

- Alertan de la presencia del alga invasora Caulerpa cylindracea en la orilla sur del Estrecho

Investigadores del Laboratorio de Biología Marina de la Universidad de Sevilla exponen estos días (hasta este viernes 9 de septiembre) en el XIX Simposio Ibérico de Estudios de Biología Marina de Oporto los trabajos realizados en los últimos años en el campo de la biología de la conservación e ingeniería ecológica, especialmente la ‘patella ferrugínea’. Cinco de los trabajos exhibidos se han realizado en el litoral de Ceuta o su entorno. Los proyectos de investigación han sido dirigidos por el doctor Free Espinosa Torre y el doctor José Carlos García Gómez en el ámbito de los trabajos llevados a cabo en la Estación de Biología Marina del Estrecho (Ceuta).

En sus conclusiones, en el campo de la biología de la conservación, destacan que durante sus investigaciones “se ha comprobado que una población sana en términos ecológicos de Patella ferruginea”, concretamente en en el Parque Marítimo del Mediterráneo “con altas densidades de individuos y excepcionales ratios de reclutamiento” y que supone “una fuente de larvas para el resto del litoral”, todo ello, subrayan, en un entorno artificial.

Pero no todo son buenas noticias en torno a la patella ferrugínea, en la que “a nivel celular se han detectado perturbaciones de estrés oxidativo en algunos individuos, por lo que se podría comprometer su futuro debido a cambios antrópicos”, observan, alertando de la fragilidad de la especie, sobre todo ante la acción del hombre, por lo que considera “particularmente importante impulsar la creación de protocolos de monitorización y gestión”.

Una microreserva marina Un entorno artificial que no tienen por qué ser un desierto animal. Del estudio ecológico de las escolleras de protección costeras del puerto de Ceuta se ha extraído la sorprendente conclusión de que “ciertas zonas cumplen con los criterios para constituir la que podría ser la primera Microrreserva Marina Artificial”, una iniciativa que a su juicio “abrirá un nuevo frente esperanzador en biología de la conservación de especies protegidas asociadas, de manera natural, a hábitats artificiales”. Esta novedosa propuesta de gestión se ha definido como aquella construcción costera artificial la cual, previo acuerdo entre propietarios y administraciones públicas, es protegida por el valor medio ambiental de especies y ecosistemas que acoge. Entre las distintas especies protegidas detectadas en estas estructuras se han observado poblaciones importantes de Patella ferruginea con “reclutas” e “individuos reproductores que conforman una población-fuente exportadora de larvas a las zonas naturales adyacentes al puerto”.

En el campo de la ingeniería ecológica se ha demostrado que la creación de pozas intermareales en los bloques que constituyen las escolleras provoca un aumento en el número de especies y, por tanto, de la biodiversidad, argumentan desde la Estación de Biología Marina del Estrecho, favoreciendo el asentamiento de ciertos animales que sin este microhábitat húmedo creado no podrían sobrevivir a la desecación.

Algas invasoras

Por otro lado, sus investigaciones han puesto de manifiesto “el asentamiento del alga invasora Caulerpa cylindracea en la orilla sur del estrecho de Gibraltar, habiéndose detectado desde la bahía Sur de Ceuta hasta la bahía Marsa en Marruecos”. “Preocupan –apuntan- lo bien establecida que está la especie en algunas zonas y las grandes coberturas observadas tanto en sustrato duro como blando, ya que esta especie crea grandes césped cubriendo y asfixiando el biotopo autóctono”.

Dos de estos proyectos han sido cofinanciados directamente con la ayuda a la investigación que concede el Instituto de Estudios Ceutíes. De manera indirecta estos trabajos se han podido realizar gracias a los patrocinadores y colaboradores que apoyan la iniciativa y objetivos de la Estación de Biología Marina del Estrecho (Ceuta): Universidad de Sevilla, Water Games, Cepsa, Autoridad Portuaria de Ceuta, Autoridad Portuaria de Sevilla y el Acuario de Sevilla. Recientemente se ha incorporado a este proyecto la empresa ceutí gestora del puerto deportivo, Marina Hércules, y están en curso de ejecución o formalización distintos proyectos con la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Ciudad de Ceuta.

La Patella ferrugínea de Ceuta sienta cátedra en Oporto