CRISIS SANITARIA

La Administración local seguirá pagando sus subvenciones si los beneficiarios reformulan sus memorias

La Administración local seguirá pagando sus subvenciones si los beneficiarios reformulan sus memorias
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
El Ejecutivo local y CCOO alcanzan un principio de acuerdo para no abocar a más entidades a la presentación de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) por falta de abono de las subvenciones municipales, que soportan directamente más de 300 puestos de trabajo. La Ciudad exigirá a las perceptoras que reprogramen sus actividades y solo en caso contrario les detraerá parte de las partidas presupuestadas para este ejercicio.

El Gobierno de Ceuta no piensa dejar de abonar las subvenciones que sostienen directamente al menos 300 puestos de trabajo en la ciudad durante el tiempo que se mantenga vigente el Decreto de Alarma y las medidas excepcionales de restricciones de la movilidad ciudadana impuestas. Así lo hará siempre y cuando las entidades beneficiarias de esas transferencias “reformulen” sus memorias para el ejercicio 2020 y compensen con modalidades no presenciales o aumentando la carga de actividades en otro momento del año todo lo que no se podrá hacer en este periodo de aislamiento y 'distancia social'.

Ese es el principio de acuerdo al que ha llegado el Ejecutivo local, a través de su consejera de Hacienda, Kissy Chandiramani, y Comisiones Obreras (CCOO), cuyo secretario general, Juan Luis Aróstegui, se puso en contacto con la Administración para explorar las vías legales existentes para no incrementar el número de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) solicitados en la ciudad, que ya son cerca de 450 con más de 1.600 personas afectadas con la pérdida de sus trabajos o una reducción de su jornada.

“Los ERTEs los paga el Estado, no se financian por ciencia infusa, aunque a veces se hablase de ellos como si no le costasen nada a nadie”, ha recordado el sindicalista. CCOO está de acuerdo con no abocar a más entidades y trabajadores a esa salida y con que se puedan rehacer las memorias de trabajo anuales que reciben ayudas públicas “de tal forma que las funciones se reasignen temporalmente”.

Solo los beneficiarios de subvenciones que no reformulen sus propuestas de trabajo o que no ejecuten las modificaciones que planteen verán detraídas las cantidades que correspondan de sus asignaciones desde la Administración local.

Los Presupuestos Generales de la Ciudad para el ejercicio en curso contempla un centenar de partidas con forma de subvención que, en conjunto, suman algo más de 11,2 millones de euros para distintas entidades, asociaciones e instituciones de Ceuta.

11,2 millones y 300 empleos directos

La que percibe la FPAV para el sostenimiento de las Brigadas Verdes mantiene más de 150 puestos de trabajo, pero el total soportado es al menos el doble. Solo los departamentos de Asuntos Sociales y Sanidad mantienen más de 150 puestos de trabajo directamente relacionados con las subvenciones que conceden a distintas entidades y asociaciones cuantificados en términos de “personas que formalizan o conservan relación contractual con la entidad subvencionada para el desarrollo del objeto del convenio”.

Asuntos Sociales cifra en cuatro los puestos de trabajo que sostiene la subvención que recibe Cáritas, cinco la dirigida al Banco de Alimentos, uno con Septem Solidaria, cuatro en la Casa de Acogida de las Adoratrices, seis a través de Digmun, cuatro vía Cruz Blanca Coordinación de Alimentos, uno en el Proyecto ICI de Cruz Roja y cuatro más en el Centro del Mayor, quince con la Fundación Eduardo Gallardo, ocho con Síndrome de Down y 39 en Plena Inclusión.

Las subvenciones con ADEN, APASCIDE y ACEFEP sostienen siete, seis y nueve empleos, como los de COCEMFE (9) y AFA (9). Tres se mantienen a través de ALCER y 9 de ACEPAS. El CERMI directamente aporta un trabajador y 3 PROI. Otra media docena aportan las subvenciones a ACEFAM y Cruz Roja para Puntos de Encuentro.

En el caso de la Consejería de Sanidad, que no lo detalla en la memoria de todas sus subvenciones, son al menos 8 empleos los que mantienen sus subvenciones: uno en la Asociación Ceutí de Mujeres Mastectomizadas (ACMUMA), dos en la de Fibromialgia, otros tantos en la AECC, dos más en Asperger y uno a través de la que recibe la Protectora de Animales.

La Administración local seguirá pagando sus subvenciones si los beneficiarios reformulan sus memorias