Ánimos a Carracao y jamón para Vivas


Ánimos a Carracao y jamón para Vivas

- PP y PSOE coinciden en visitar los mercados este primer sábado de campaña

- En Real 90 todo fue frialdad para con Carracao y cariño para el defensor del título de presidente

¡Este sábado en el nuevo capítulo de la serie ‘Campaña Electoral, tú voto cuenta’, un clásico de todos los tiempos! La visita al mercado. Y es que a Groucho Marx cada día le ponen más difícil validar la que quizás sea una de sus mejores frases “No es la política la que hace extraños compañeros de cama. Es el matrimonio”. Y casi cada día de esta campaña electoral es un desafío al genial cómico y uno de sus postulados más populares.

PSOE y PP, la misma… agenda electoral este sábado. Ambos se habían citado en el Mercado de Real 90 para arrancar un recorrido por las calles de la populosa barriada del centro de Ceuta. Los socialistas son de madrugar más y llegaron un pelín antes, por lo que evitaron cruzarse con la caravana popular. Pasó, sí, discreto hacia su casa, Juan Luis Aróstegui, sin saludar, el muy maleducado, que dirán algunos; sin molestar, el muy gentil, que dirán otros. Sea como fuera no nos regaló la que podría haber sido una buena imagen de la jornada sabatina. Que tal y como están las cosas podría ser lo más parecido a un debate de propuestas que pueda verse en toda la campaña.

Las visitas a los mercados son geniales. Regalan imágenes de candidatos entre peras y manzanas, algunas veces también rodeados de chorizos, y general todo con mucho tomate. A veces sirven para palpar lo cercanos a la calle. Aún resuena el proverbial control de los precios que demostró el entonces candidato al senado José Luis Sastre. Hoy, por ejemplo, casi sin querer Vivas ha dejado claro que la compra él no la hace. “¡Aún hay chirimoyas!”, ha exclamado ante una caja de esa fruta como quien hubiera visto un alien. No hay que reprocharle mucho, porque en el aún va implícito un control de las temporadas de fruta del que seguramente no puedan presumir muchos otros.

La chirimoya por si se ha quedado con las ganas comienza a aparecer cuando está terminando el otoño y aunque en pleno mayo “¡aún hay!”, en realidad es una de esas frutas de invierno, como las naranjas, señora, exactamente.

La noticia, si alguna vez la hay, en estos paseos por los mercados, sería sin duda que alguno de los candidatos mantuviera un sesudo debate con algún tendero, que cruzaran ideas y defensas encarnizadas sobre socialismo económico o liberalización de la economía, o sobre propuestas. La realidad, dura, impone saludos, sonrisas y apretones de manos.

Eso sí, se puede medir el afecto a nada que se mire con un poco de detalle. A Carracao su equipo lo dejó sólo ante los tenderos, como si hubieran notado la hostilidad en el aire. Nadie cambió el paso para apretar la mano del socialista y apenas sí le decían hola, las sonrisas se reconocían comprometidas al paso del líder socialista.

En cambio, ¡qué diferencia! Toda la fruta se hacía almíbar al paso del candidato popular y presidente. En la charcutería le prepararon hasta un plato con jamón, queso y patatas fritas. “Bebida ya no tengo”, sería abusar, señor charcutero, no tenga cuidado.

Y allí que fue Juan Vivas a probar el queso, exquisito. Como para no, era de premio, pero de los de verdad. Ahí, Susana Román se vino arriba y le ofreció al presidente: “¿Nos llevamos la chirimoya?”, por fortuna para el tendero el presidente declinó la oferta.

Ni Carracao ni Vivas, ni nadie de su equipo aprovechó para hacer la compra en este mercado. Tal vez si se dejaran los euros en el del centro próxima visita. Queda por saber ahora si los tenderos comprarán las ideas de socialistas o populares.

Ahí hay dos mundos opuestos. El Partido Popular vuelve a la carga con una nueva reedición de la promesa de trasladar el mercado central, construir uno nuevo en Hadú para jubilar el existente y no se sabe el plan para Real 90. Es el tercer programa electoral en el que lo promete. Estaba en el de 2007 y en el de 2011, quizá a la tercera va la vencida.

O quizá le ha funcionado tan bien la promesa que no lo harán para poder volver a prometerlo dentro de 4 años. Es lo que cree el candidato socialista, José Antonio Carracao, que reconoce abiertamente que trasladar el mercado central no está en las prioridades inversoras de los socialistas para los próximos 4 años. Primero un colegio y después ya se verá.

Para los socialistas la revitalización de los mercados pasa por modificar el impuesto sobre la gasolina para volver a hacer al sector competitivo y evitar que muchos ceutíes vayan a Marruecos el fin de semana a llenar el depósito y hacer la compra de frescos con lo que se ahorran en la gasolinera. Eso y dar créditos blandos para que los puestos renueven sus equipamientos.

Si no han llegado a tiempo de ver bien el capítulo, no se preocupen, pueden esperar al remake, aún quedan por pasar Caballas, UPyD y todos los demás, menos MDyC que fue el primer día.

Ánimos a Carracao y jamón para Vivas