DENUNCIA DEL PSOE

Miramar Alto, Mirasol y Césped, años esperando a que Vivas cumpla su promesa de rehabilitar sus fachadas

Miramar Alto, Mirasol y Césped, años esperando a que Vivas cumpla su promesa de rehabilitar sus fachadas
Juan Gutiérrez en Miramar Alto
Juan Gutiérrez en Miramar Alto  

Desde el PSOE ceutí, según explica el secretario de Barriadas, Juan Gutiérrez, “seguimos trabajando en las barriadas y haciéndonos eco del malestar que nos trasladan los vecinos y vecinas, que ya están cansados de las promesas del Gobierno del PP, de Juan Vivas y de sus socios”. De esas promesas que llevan años sin cumplirse saben bien  en la barriada de Miramar Alto, en el grupo Césped y Mirasol, “ explica el socialista. 

"El alcantarillado está obstruido, el asfaltado está muy deteriorado y sus vías y calles están llenas de socavones", desgrana el responsable de Barriadas del grupo socialista, "los vecinos llevan años esperando que se realicen los trabajos de rehabilitación de las fachadas, pese a que Juan Vivas estuvo en visitó la zona en las últimas elecciones y volvió a hacerle la promesa a los vecinos de que los mencionados trabajos se llevarían a cabo de inmediato. Igual sucede con las zonas ajardinada, que se asemejan más a una jungla y que están totalmente abandonadas. En el interior de la barriada existen varias palmeras que llevan años sin podar, lo que pone de manifiesto del estado de abandono en el que se encuentra esta zona. La barriada acoge también un cementerio de coches abandonados. Según ha podido constatar el secretario de Barriadas del PSOE, el presidente está cansado de llamar a los responsables municipales, aunque sus esfuerzos son en vano, ya que nadie se ocupa de estos vehículos abandonados y, por ende, no son retirados".

Los vecinos también reclaman una marquesina en la parada de autobús, que está ubicada justo frente de la barriada, explica Gutiérrez, lamentando que "una vez más el presidente Vivas y sus socios de la ultraderecha vuelven a dar la espalda a los vecinos de la periferia, “que están cansados de las promesas del Gobierno y que ven como pasan los años y que estas nunca llegan a cumplirse”.

Miramar Alto, Mirasol y Césped, años esperando a que Vivas cumpla su promesa de rehabilitar sus fachadas