Las bajas médicas de los empleados públicos de la Ciudad caen un 36,8% con respecto a julio de 2012


Las bajas médicas de los empleados públicos de la Ciudad caen un 36,8% con respecto a julio de 2012

- El consejero de Recursos Humanos presenta al Gobierno un informe según el cual la media de duración de las incapacidades temporales también ha caído de 18 a 11,7 días

- El Ejecutivo atribuye esta evolución a la entrada en vigor de las medidas del Real Decreto 20/2012

La salud de los empleados públicos de la Ciudad Autónoma ha mejorado mucho, el número de triquiñuelas para no ir a trabajar alegando problemas médicos ha caído o los trabajadores van a la oficina enfermos ('presentismo') para no arriesgarse a ser despedidos o perder dinero. No caben muchas más opciones para explicar los datos que este viernes ha presentado el consejero de Recursos Humanos al Consejo de Gobierno.

Según ha explicado posteriormente Guillermo Martínez a los periodistas, el número de procesos de incapacidades temporales que se inician en la Administración local ha caído un 36,8% desde julio del año pasado, cuando entró en vigor el Real Decreto 20/2012 que endureció los requisitos y las prestaciones a cubrir en este tipo de coyunturas.

Además, la media de jornadas que permanecen de baja médica los trabajadores ha caído de 18 a 11,7. A juicio del consejero, estos números "ponen en valor" las bondades del Real Decreto del Gobierno de Mariano Rajoy, que redundan en ahorro en forma de menos sustituciones, según ha resaltado.

El Real Decreto-ley dejó sin efecto las previsiones contenidas en Acuerdos de Condiciones de Trabajo y Convenios Colectivos que reconocían a los empleados públicos un complemento retributivo a cargo de la Administración para los supuestos de Incapacidad Temporal que mejoraba la prestación obligatoria.

Además estableció que, en atención a los días transcurridos desde el inicio del periodo de baja, durante los 3 primeros días el empleado público percibe el 50% de las retribuciones del mes anterior al inicio de la baja, a cargo de la Administración; desde el 4º día hasta el vigésimo, ingresa el 75% (entre los días 4º al 15ª el coste íntegro lo asume la Administración. A partir del 16º la Seguridad Social asume el 60% y el sector público el 15%. A partir del día 21 de baja se cobra el 100% (la Seguridad Social abona el 75%).

Las bajas médicas de los empleados públicos de la Ciudad caen un 36,8% con respecto a julio de 2012