Caballas denuncia que solo uno de cada tres MENA de 'La Esperanza' está escolarizado


Caballas denuncia que solo uno de cada tres MENA de 'La Esperanza' está escolarizado

- La coalición exigirá refuerzos en la plantilla del Centro de Menores y la "agilización" de las pruebas policiales y médicas que supuestamente retrasan su incorporación lectiva

- Los localistas critican la interpretación "restrictiva" que desde la Dirección Provincial veta el acceso de estos jóvenes a la FP Básica y censura la "ineptitud política" del Ejecutivo de Vivas para poner en marcha las aulas de inmersión lingüística

El primer grupo de la oposición en la Asamblea, la coalición Caballas, ha afeado este miércoles a la Dirección Provincial del Ministerio y a la Ciudad Autónoma que solamente uno de cada tres Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) acogido en el Centro de 'La Esperanza' está escolarizado. Representantes del primer grupo de la oposición en la Asamblea han visitado este jueves las instalaciones de Hadu, donde se han encontrado un "alarmante" déficit de plantilla.

"En el turno de mañana solamente había un educador y tres monitores para atender a unos 90 jóvenes, con lo que las posibilidades de ofrecer actividades e iniciativas lúdicas y formativas son muy pocas", han lamentado fuentes de la formación que lidera Mohamed Ali.

Caballas ha tilado de "muy deficiente" la política de la Dirección Provincial del Ministerio de Educación y la propia Ciudad Autónoma. Los números dicen que actualmente “solo 37 de los 114 menores acogidos están escolarizados”. “Desde el Área de Menores se nos ha explicado que en parte ese desequilibrio viene dado porque las pruebas policiales y médica que se practican a los jóvenes se demoran durante mucho tiempo, algo en lo que la institución competente debe trabajar para aligerar su realización”, han apuntado desde la coalición.

Una vez que las pasan, la Dirección Provincial escolariza en Secundaria (ESO) a los Menores Extranjeros no Acompañados (MENA) en función de su edad “aunque no sepan decir ni hola en castellano”. Caballas lamenta que, en lugar de dar facilidades para propiciar su incorporación a los antiguos Programas de Calificación Profesional Inicial (PCPI), la nueva FP Básica, “que podría ser un ámbito de mayor interés para los menores”, en su mayoría con entre 14 y 16 años, “se veta su acceso a los cursos públicos alegando que antes deben pasar por la ESO, una interpretación restrictiva y a nuestro juicio errónea de la legislación”.

La LOMCE incluye como uno de los tres requisitos para entrar en FP Básica el "haber cursado el primer ciclo de ESO o, excepcionalmente, haber cursado el segundo curso". En cursos anteriores era “frecuente” su adscripción a los PCPI convenidos con entidades externas como Cruz Roja o los sindicatos “pero este año esa convocatoria tampoco se ha publicado todavía”.

"Pura ineptitud política"

En paralelo, el Gobierno local tampoco ha cumplido el compromiso ("que en realidad corresponde al Ministerio, aunque también lo elude") que asumió en primavera y ratificó en verano al dotarlas presupuestariamente de poner en marcha aulas de inmersión lingüística para los niños en edad escolar que no conocen el castellano. “Existe la idea, el personal y el dinero pero por pura ineptitud política, por dejadez, vamos a llegar a noviembre sin nada concreto”, critica Caballas.

El Gobierno de Vivas se comprometió en marzo a instancias de los localistas a ampliar el convenio que mantiene con Digmun para abrir las dos primeras aulas de inmersión lingüística y desarrollar en ellas la competencia lingüística en castellano de los menores extranjeros antes de su escolarización en colegios e institutos.

La Administración calculó que el coste de las dos aulas de inmersión lingüística, que se pondrían en marcha en el Centro de Menores ‘La Esperanza’, ascendería a 8.000 euros mensuales y que cuatro docentes especializados en la enseñanza del español como segunda lengua se incorporarían al proyecto. Este verano se consignó la dotación económica necesaria (72.000 euros) en un expediente de modificación presupuestaria, pero a punto de terminar el mes de octubre el proyecto todavía no ha echado a andar.

Caballas denuncia que solo uno de cada tres MENA de 'La Esperanza' está escolarizado