Caballas lleva a Pleno su propuesta de Ley de compensación de las desigualdades de Ceuta y Melilla


Caballas lleva a Pleno su propuesta de Ley de compensación de las desigualdades de Ceuta y Melilla

- Reclaman que la singularidad de las ciudades autónomas tenga reflejo adecuado en los mecanismos de compensación previstos en la Constitución

- Los índices de paro, pobreza, fracaso escolar y ratio de vivienda por habitante están muy por debajo de la media

Caballas planteará en el próximo Pleno, que se celebra este martes, roponer a las Cortes españolas la aprobación de una “Ley de compensación de las desigualdades de Ceuta y Melilla”, tramitada a través de la iniciativa legislativa prevista en los Estatutos de Autonomía (o por cualquier otra vía alternativa elegida en su caso), `”en la que se establezcan un conjunto de medidas y actuaciones que deberán quedar plasmadas de manera obligatoria en los sucesivos Presupuestos Generales del Estado, en tanto permanezcan los diferenciales de los indicadores pertinentes en materia de paro, pobreza, fracaso escolar y ratio de vivienda por habitantes, hasta alcanzar la media nacional en cada uno de ellos”

“Ceuta (y Melilla), constituidas en Ciudades Autónomas por mor de sendos Estatutos aprobados por Ley Orgánica en marzo de 1.995, se erigen como dos realidades excepcionales en el conjunto del estado español, definidas, determinadas y condicionadas por unas características singulares que requieren un tratamiento específico y diferenciado en las políticas desarrolladas desde todas las instituciones del estado, en orden a hacer efectivo el principio de igualdad contemplado con carácter prioritario en nuestra Constitución”, argumentan desde la coalición Caballas recordando que “la singularidad de Ceuta no es, ni ha sido, cuestionada en ningún momento. Podríamos asegurar que existe unanimidad en el diagnóstico sobre la realidad de ambas ciudades, al menos en sus aspectos esenciales. Otra cosa bien diferente es si ese reconocimiento tiene un reflejo adecuado en los mecanismos de compensación previstos en la Constitución para paliar los efectos perniciosos de los graves problemas estructurales que impiden un desarrollo económico y social equiparable al resto de Comunidades Autónomas que integran el estado español”.

Estos problemas estructurales han sido ya diagnosticados hasta la saciedad en diversos momentos y por múltiples instituciones: la insularidad, la creciente densidad de población, la complejidad de gestionar la “frontera sur terrestre”, la presión migratoria; la imposibilidad (por razones políticas) de normalizar las relaciones con Marruecos; la amenaza del terrorismo internacional y el desfasado encaje en la Unión Europea. “Las consecuencias de todo ello se pueden resumir, así mismo, en cuatro indicadores que muestran, de manera inapelable, la posición de “significativa desigualdad” que sufren los ceutíes en términos relativos respecto a la media nacional. Nos referimos a los índices de paro, pobreza, fracaso escolar y ratio de vivienda por habitante. En todos ellos existe un diferencial negativo muy pronunciado que explica claramente esta desigualdad estructural”, señalan.

Y cualquier medida aplicada ha sido un fracaso, recuerdan: “Los indicadores así lo demuestran. La brecha no se reduce, más bien al contrario, se amplía paulatinamente impugnando las políticas aplicadas y demandando un cambio de estrategia”. “Consideramos que los problemas estructurales se deben combatir con políticas estructurales; y ello quiere decir que las medidas que se adopten deben estar dotadas de suficiencia y estabilidad para que puedan ser efectivas en un periodo de tiempo razonable. Dicho de otro modo, ese conjunto de medidas deben estar “blindadas” por una norma de rango legal.

Caballas lleva a Pleno su propuesta de Ley de compensación de las desigualdades de Ceuta y Melilla