La candidata del PP, Rocío Salcedo, acude a la presentación del programa joven en Sevilla


La candidata del PP, Rocío Salcedo, acude a la presentación del programa joven en Sevilla

- El modelo educativo que propone el PP importa aspectos del modelo universitario estadounidense

- Por ejemplo promueve becas préstamo para los estudiantes que se queden sin ayuda pública y que tendrían que devolver al empezar a trabajar

El Partido Popular cree que los españoles y también la juventud del país se la juegan en Europa, de ahí que haya elegido ese lema ‘Nos la jugamos en Europa’ como lema para la cita electoral del próximo 25 de mayo. Y hasta Sevilla a la presentación del programa joven del PP se ha ido la candidata por Ceuta, Rocío Salcedo.

En Sevilla, Salcedo volvió a coincidir con el número 3 de la formación, Carlos Floriano, con el vicesecretario general de Estudios y Programas y número dos de las listas al Parlamento Europeo, Esteban González Pons, y el vicesecretario de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, además del presidente del Partido Popular en Andalucía, Juan Manuel Moreno.

Las propuestas se agruparon en dos meses, una de educación, empleo y agricultura y otra de emprendimiento, industria e innovación. Salcedo estuvo presente en la de educación junto con la candidata a las europeas del PP en Castilla la Mancha, Cristina Flora.

Salcedo destacó que la educación y la formación son dos pilares esenciales en nuestro estado del bienestar junto con la importancia de la Estrategia 2020 además de profundizar en aspectos troncales que marcarán el horizonte de la prosperidad a la Unión Europea, el Programa Erasmus + y el programa Erasmus Mundus.

Según se recoge en el comunicado remitido por el Partido Popular, la apuesta de la formación es la de la “calidad de la educación y es muy importante mejorar la educación para crear empleo. Los socialistas pretendían formar con herramientas del siglo XX a jóvenes del siglo XXI”, a pesar de las declaraciones de desprecio del propio delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González, meses atrás en las que despreció el gasto en materiales digitales como ordenadores, tablets y pizarras que llevaron a cabo los socialistas.

Las propuestas nacidas de esa mesa de educación y que se integrarán en el programa del PP a las Elecciones al Parlamento Europeo del próximo 25 de mayo son:

“1.- Dotar de una mayor inversión a los programas existentes para abarcar un mayor número de ciudadanos (Erasmus +, Becas Marie Curie…)

2.-Ir más allá del plan Bolonia y que haya una completa homologación de estudios tanto de nivel medio y superior a nivel europeo.

3.- Incentivar la cualificación profesional y potenciar la Formación Profesional dado que se prevé que en 2020 el 85 por ciento de los empleos sea de especialización cualificada. En este sentido, apostamos porque los estudiantes de FP obtengan la posibilidad de realizar sus prácticas no sólo en su país nativo, también en los estados miembros de la Unión y de esta forma fomentar la empleabilidad europea.

4.- Crear las Becas Aristóteles, destinadas para los alumnos de enseñanza superior y que cumplan los requisitos de tener un expediente académico elevado, que demuestren ser proactivos y tengan un espíritu europeísta. Estos alumnos aparte de la ayuda económica, tendrán la opción de realizar prácticas en las instituciones europeas. Son becas, entendidas en el sentido aristotélico de la educación, fomentando una educación en base al potencial al que pueden llegar a nuestras capacidades, es decir, a dar todo de nosotros mismos.

5.- Concesión o aval de becas-préstamo, para pagar la matrícula a aquellos alumnos que no hayan podido recibir beca en su respectivo país. Los benefactores serán todos los estudiantes de enseñanza superior y no solo los de estudios post universitarios (una práctica que ya se realiza en la actualidad). Unas becas-préstamo con un interés muy bajo (entre el 0 y el 1 por ciento), a devolver en pequeñas cuotas cuando el alumno comience a trabajar.

6.- Internacionalización de las universidades europeas. Al estilo de la Ivy League o Liga de Hiedra Estadounidense (Univ. De Harvard, Yale…) Fomentar la universalización de una serie de universidades europeas, ser menos burocráticos en las admisiones y eliminar barreras en materia de movilidad. Y de este modo, conseguir ser referentes mundiales en materia de educación universitaria.

7.- Fomentar la educación on-line por parte de las universidades europeas con el apoyo de las instituciones europeas, como ya hacen las universidades de la Ivy League. Y de este modo, divulgar de forma didáctica los valores, la cultura y forma de ser que conforman la UE. No sólo en grados o másteres, sino también a través de los ‘MOOCs’ (Massive Open Online Course), una práctica con poco arraigo en Europa que lidera España. Logrando con este tipo de educación aumentar el prestigio de nuestros centros de educación superior.

8.- Debemos dar un ‘gran salto y aspirar a ir más allá del programa ‘Erasmus +’ y fomentar una mayor movilidad entre los estudiantes, profesores e investigadores de las Universidades y centros de investigación y de educación superior del continente: debemos entrar a competir en la ‘carrera por el talento universitario’.

9.- España es el país que más estudiantes Erasmus recibe y envía al año. Pero debemos aspirar a que los estudiantes extranjeros no sólo pasen un año académico en otra Universidad europea sino que estudien todo el grado y continúen sus estudios de posgrado en otra universidad europea, como ocurre en países como Francia, Reino Unido y Alemania.

10.- Fomentar la ampliación progresiva de la oferta de grados y másteres bilingües, español-inglés. España cuenta con un gran polo de atracción: el lingüístico-cultural. El castellano es la segunda más importante del mundo, lo cuál se demuestra con el auge del ‘sector ELE’ (Enseñanza de Español como Lengua Extranjera). De esta manera los estudiantes, al finalizar sus estudios, dominarán bien dos de las lenguas más importantes del mundo y podrán atraer estudiantes extranjeros como ya se hace en otros países de la UE.

11.- Abrir la puerta a los campus que universidades de gran prestigio de otras partes del mundo quieran instalar en territorio europeo: ‘EuroHarvard o EuroMIT’.

12.- Aprovechar que varias de nuestras escuelas de negocios están entre las mejores del mundo para que el talento directivo permanezca en España.

13.- Mecenazgo y relación con el ámbito privado. Más implicación del mecenazgo privado en nuestras universidades (modelo alemán: multinacionales financian bibliotecas; Endesa tiene la cátedra Príncipe de Asturias en Georgetown)

14.- Estudiantes de doctorado e investigadores posdoctorales (también de otros países) pueden crear junto a emprendedores start-ups en viveros instalados en las universidades, para de este modo convertir las universidades en grandes parques tecnológicos-universitarios donde el incentivo a la innovación sea constante.

15.- Formación a los jóvenes para la consultoría y gestión de programas europeos tanto de aquellos dirigidos a administraciones públicas, cámaras de comercio, asociaciones y fundaciones, como a las empresas innovadoras que pueda acogerse a estos proyectos”.

La candidata del PP, Rocío Salcedo, acude a la presentación del programa joven en Sevilla