PLENO

Carreira pone sobre la mesa un cupo de entrada de vehículos por la frontera para paliar el colapso

Carreira pone sobre la mesa un cupo de entrada de vehículos por la frontera para paliar el colapso
carreira
carreira  

La Ciudad no sabe si la apertura de un segundo paso fronterizo entre Ceuta y Marruecos para aliviar el colapso llegará “en dos, tres, cuatro meses o cuándo”, pero coincide con la coalición Caballas que lo interpelaba al respecto en qué es necesario que el Gobierno de Ceuta se tome este asunto como algo prioritario y “para eso está el presidente Vivas en Madrid”.

Para Emilio Carreira, portavoz popular en la Asamblea, además de consejero de Turismo, “podemos cambiar la frontera, abrir un segundo paso, pero todo confluirá en el mismo punto, si el número de personas y vehículos que entran en Ceuta sigue aumentando y no sé la manera de solucionar eso”, admitía el consejero que en cambio sí se atrevió a poner una solución sobre la mesa: limitar el número de vehículos que entran en Ceuta. Un modelo que descubrió en unas vacaciones en Portofino (Italia), explicó el consejero, una pequeña ciudad que ha establecido un cupo máximo de vehículos.

En aquella visita turística, Carreira tuvo que dejar el coche a 15 kilómetros de Portofino y continuar el viaje en barco-taxi, un modelo que el consejero ve plausible para Ceuta, una ciudad igualmente pequeña sin capacidad física para acoger más visitantes. “No reprocho nada a nadie que intente llevar el sustento a su casa aunque tenga que hacer esfuerzos extraordinarios”, disculpaba el consejero, “pero difícilmente se puede acabar con el colapso sino se acaba con el numero inaudito de personas que cada día entra en Ceuta. Es un problema de matemáticas, de espacios y volúmenes, no de política”.

Una posibilidad que no valoró el portavoz de Caballas Mohamed Alí, que en cambio sí recordó que a las puertas del verano se han comenzado las obras de la N352 con el corte de uno de los dos carriles “y sin que haya una alternativa”. “Esto es hacerse el harakiri”, lamentó Alí.

Carreira pone sobre la mesa un cupo de entrada de vehículos por la frontera para paliar el colapso