PLENO

De las casi 13.000 personas que entraron en mayo, quedan en Ceuta poco más de 500

De las casi 13.000 personas que entraron en mayo, quedan en Ceuta poco más de 500
Deu pleno ene2022-1
Deu durante la sesión plenaria de este martes.
Deu desliza el dato para poner en valor la labor realizada por el área de Menores y todos los medios desplegados para atender las necesidades humanitarias que generó la crisis de mayo

El dato lo ha facilitado la vicepresidenta de la Ciudad, Mabel Deu, durante su intervención para debatir una propuesta de VOX sobre intrusismo laboral al hilo de lo sucedido con la Fudación SAMU y la vigilancia privada. Deu ha afirmado que 12.233 personas de las que llegaron en mayo ya han abandonado Ceuta. Quedan 146 marroquíes adultos acogidos y unos 390 menores extranjeros bajo la tutela de la Ciudad Autónoma. 

Es lo más destacado de un debate plenario entorno a la propuesta de VOX. La misma no ha salido adelante y se ha encontrado con el rechazo de todos los grupos. En el caso del PSOE justificado como es ya norma por Juan Gutiérrez, “para no blanquear las propuestas de la extrema derecha”. A pesar de que Gutiérrez ha llegado, tal y como él mismo ha referido, a manifestarse junto al colectivo de vigilantes de seguridad privada.

Otro portavoz, el localista, Mohamed Mustafa, le ha afeado a Verdejo que llame a sus votantes delicuentes y luego traiga esta propuesta que defiende de facto los intereses de algunos de sus amigos que sabe que le votan.

La propuesta de VOX proponía “romper a la máxima celeridad legal posible todos los acuerdos entre la Ciudad y empresas que permitan o fomenten el intrusismo laboral. Realizar una campaña de concienciación sobre la labor indispensable de los vigilantes de seguridad. No llegar a acuerdos que impliquen subvenciones o contrataciones a entes que se valgan del intrusismo laboral para el desempeño de sus funciones. Establecer el compromiso de que la ciudad vele porque las empresas con las que se llegue a acuerdos, cuenten con la correspondiente certificación, homologación y habilitación en materia de vigilancia de seguridad, cuando sean encargadas de gestionar estos servicios en todas y cada una de las instalaciones dependientes de la ciudad que requieran de tipo de servicios de vigilancia”.

Ha obtenido el rechazo de PP, PSOE, MDyC y Ceuta Ya! En parte porque en la defensa de su propuesta ha deslizado acusaciones de corrupción de lo más variadas en las que ha incluido la participación de funcionarios de la Ciudad que permitirían a Deu adjudicar a dedo servicios para favorecer intereses privados “amigos”, claro. 

A Verdejo le han afeado también que desconozca en parte cómo funcionan algunos servicios como el de menores. Tal es el caso de Fatima Hamed que le ha instado a que hable con los funcionarios que están a pie de servicio para saber cómo funcionan.

“Trata de generar descrédito y argumentar con patrañas y mentiras” le ha espetado Deu para resumir su postura. El Gobierno se ha mostrado a favor de impedir el intrusismo y ha negado que lo facilite con sus contrataciones. Y Deu ha defendido cumplir “estrictamente” con la legislación vigente en el campo de la vigilancia de seguridad privada.

Verdejo ha intentado llevar el debate a si Ceuta es una ciudad segura o no. Para VOX no lo es y por eso hacen falta más policías y vigilantes de seguridad privados. “El distrito 1 se ha convertido en una burbuja metálica de la que salen como de safari cuando van a la periferia y a lo mejor por eso no consideran que hacen falta ni más policías ni más vigilantes de seguridad (…) Tenemos un problema de inseguridad”, ha defendido Verdejo.

“El arte del populismo: presentación de remedios fáciles e imposibles a todos nuestros males”, le ha dado por toda contestación en la última réplica Deu a Verdejo.

De las casi 13.000 personas que entraron en mayo, quedan en Ceuta poco más de 500