REACCIONES

Ceuta Ya afea a la delegada el comentario “rancio e impropio de una progresista” sobre su “muchacha”

Ceuta Ya afea a la delegada el comentario “rancio e impropio de una progresista” sobre su “muchacha”
Salvadora Mateos
Salvadora Mateos
“Hace tres semanas compartimos espacio en diversas reivindicaciones feministas; hoy, sus vergonzantes declaraciones dejan claro que el que usted practica es un feminismo blanco", reprochan Julia Ferreras, Secretaria de Igualdad y Suad Ahmed Mohamed, Secretaria de Cuidados y Bienestar Social

Rancio, clasista, racista, arcaico y, sobre todo, “impropio de una representante ‘progresista’ del Gobierno de la Nación”. Así han calificado las dos dirigentes de Ceuta Ya Julia Ferreras y Suad Ahmed el comentario de la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, admitiendo que “las amas de casa de Ceuta estamos deseando que vuelva la muchacha”.

Desde sus respectivos perfiles en redes sociales, Julia Ferreras, Secretaria de Igualdad y Suad Ahmed Mohamed, Secretaria de Cuidados y Bienestar Social han afeado a Salvadora Mateos unas vergonzantes declaraciones que, a su juicio, cuestionan el feminismo del que habitualmente hace gala. 

“Señora Mateo, hace tres semanas compartimos espacio en diversas reivindicaciones feministas; hoy, sus vergonzantes declaraciones me dejan claro que el que usted practica es un feminismo "blanco", rancio, arcaico e impropio de una representante "progresista" del Gobierno de la Nación”, reprocha Ferreras. 

“Las declaraciones de la delegada del gobierno en las que se refiere a las trabajadoras del hogar transfronterizas como las muchachas no son solo clasistas por la utilización de un término degradante que todas y todos deberíamos rechazar de una vez, también lo son por su enfoque, por transmitir la idea de que las verdaderas víctimas del cierre fronterizo no son las propias trabajadoras sino las mujeres privilegiadas que se han quedado sin nadie que se encargue de limpiar sus casas”, reflexiona por su parte Ahmed, que recuerda que, como representante del Gobierno, debe ser “más prudente y cuidadosa”.

Para las dirigentes de Ceuta Ya, las palabras de Mateos tienen un aroma rancio de tiempos pretéritos que hace mucho que debería haberse superado. “La chacha, mi muchacha, la mora o mi morita son términos que llevo escuchando desde pequeña y que, incluso, antes de ser consciente de todo lo que implicaban, he llegado a usar. Ilusa de mí, pensaba que habíamos dejado atrás esa mezcla de racismo y clasismo que perpetúa el trato cuasi esclavista recibido por las trabajadoras transfronterizas”, defiende Julia Ferreras.

La delegada del Gobierno admitió este viernes a preguntas de los periodistas que echa de menos a su muchacha al igual que muchas “amas de casa”. "En Ceuta, sobre todo las amas de casa, estamos deseando que vuelva la muchacha, te lo digo empezando por mi, que estar trabajando aquí por la mañana y de limpieza por la tarde ..”, se quejaba, insistiendo en su compromiso para que los trabajadores y trabajadoras transfronterizos tengan prioridad para entrar en Ceuta una vez se reabra la frontera. Eso sí, no todos tendrán prioridad, solo los que “cumplieron con su deber” y se volvieron a su país a riesgo de perder su empleo en Ceuta.

Ceuta Ya afea a la delegada el comentario “rancio e impropio de una progresista” sobre su “muchacha”