NUEVO MODELO ECONÓMICO

Chandiramani urge a cambiar la Ley del IVA para salvar cerca de mil empleos en Ceuta y Melilla

Chandiramani urge a cambiar la Ley del IVA para salvar cerca de mil empleos en Ceuta y Melilla
Chandiramani, este jueves, durante su comparecencia ante los medios.
Chandiramani, este jueves, durante su comparecencia ante los medios.
La consejera reitera que de que las empresas tecnológicas deban pagar un 21% de IVA o un 0,5% de IPSI depende no solo evitar la fuga de las 32 asentadas en las dos ciudades autónomas con unos 300 puestos de trabajo creados, sino también el desembarco efectivo de gigantes como Bwin o Bet365, que anuncian otro centenar, y proyectos ligados al ámbito del 'call center' que auguran 400 a medio plazo.

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Ceuta, Kissy Chandiramani, ha urgido este jueves al Ministerio de Hacienda a modificar cuanto antes, si es posible a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 que se prevé presentar en dos semanas, la Ley del IVA para transmitir "confianza" al sector tecnológico garantizándole que las empresas radicadas en las ciudades autónomas no deberán tributar al 21% sino a un IPSI del 0,5%, tal y como tenía claro la Dirección General de Tributos hasta que una sentencia del Supremo sobre Gibraltar ha hecho virar su criterio.

De que el Gobierno central acepte o no esa solicitud, que supuestamente es cuestión sólo de la "voluntad política" del PSOE y Podemos, dependen los 200 empleos creados por 24 empresas en Ceuta y los cien generados por otras 8 en Melilla, pero también el desembarco de gigantes como Bwin o Bet365 (que ya tienen oficinas para contar con 50 empleados en Ceuta en cada caso) y proyectos ligados a los 'call center' que anuncian hasta 400 puestos de trabajo a medio plazo.

"Hemos solicitado la modificación del artículo 70.2 de la Ley del IVA para que las empresas radicadas en la ciudad, por los servicios que reciban en Ceuta, paguen el IPSI y no el IVA, algo muy importante porque para las empresas tecnológicas que pueden cambiar nuestro modelo económico de ello depende que se queden o vengan o no", ha advertido la consejera, que ha recordado que en este campo la localidad española compite con territorios como Malta.

"No estamos afectando a la recaudación nacional, sino atrayendo empresas de otros países", ha añadido Chandiramani, que en esta reivindicación va de la mano del Ejecutivo melillense del PSOE y CpM. "Hace más de un año ya que se nos cayó la actividad transfronteriza y el sector tecnológico podría ser el que la sustituya en términos de importancia y peso", ha recordado.

La directora general de Tributos del Ministerio, María José Garde, aseguró la semana pasada a la consejera ceutí y a su homóloga melillense, Dunia Al Mansouri, que atender la petición de las ciudades autónomas no conllevaría incumplir ninguna normativa europea y que no hay "impedimentos técnicos" para que llegue a buen término, ya que es "únicamente una cuestión política".

Cambio de criterio

La Dirección General de Tributos del Ministerio concluyó en agosto que “las operaciones efectuadas por los operadores de juego en línea tienen la consideración de servicios prestados por vía electrónica a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)” y que dichos servicios de juego van a estar sujetos a este y no al IPSI “cuando su destinatario se encuentre establecido” en el territorio del primero.

Esta resolución contraviene el informe emitido a finales de junio del año pasado por la directora general de Tributos, que concluyó que no sería de aplicación el artículo 70.2 de la Ley del IVA en la ciudad y que, en su lugar, se debería imponer “el IPSI vigente en Ceuta”, con tipos mucho más reducidos.

Con ese respaldo, la Ciudad logró captar a un abanico de sociedades procedentes sobre todo de Gibraltar y Malta, aunque también contamos de Bélgica, Francia o Italia y algunas españolas que planeaban irse a la isla mediterránea “con la consiguiente generación de economía real y riqueza” en Ceuta.

Chandiramani urge a cambiar la Ley del IVA para salvar cerca de mil empleos en Ceuta y Melilla