La Ciudad desconfía de que rebajar el IPSI vaya a reducir el precio final de los 'productos gancho'


La Ciudad desconfía de que rebajar el IPSI vaya a reducir el precio final de los 'productos gancho'

- El presidente de la Ciudad reclama "prudencia y responsabilidad" con las peticiones de rebajas de la imposición indirecta local, cuyo timpo medio está en el 4,2% frente al 15,5% del IVA

- El Ejecutivo apunta que los precios de venta al público no muestran ventajas acordes con los once puntos porcentuales de diferencia de gravamen existentes pero no cree que se trate de un abuso de la demanda cautiva

La aspiración de rebajar el IPSI de determinados productos con potencial para atraer turistas a adquiriros a Ceuta (se ha hablado de la joyería, de tecnología...) se topa con un escollo: actualmente la diferencia ya va del 10% local al 21% nacional y, en el mostrador, los consumidores no notan ese margen de beneficio en sus bolsillos.

¿Para qué, entonces, pedir al Estado un esfuerzo suplementario cuando está obligado a compensar cualquier caída en la recaudación?

Esa es la pregunta que se hace el Ejecutivo local ante la permanente reivindicación de la patronal de tirar más hacia abajo de la imposición indirecta local, cuyo tipo medio está en el 4,2% frente al del IVA, que se eleva al 15,5%.

"Queremos tratar este tema con prudencia y responsabilidad, sabiendo que en su momento se subieron algunos tipos por la suficiencia financiera, el equilibrio presupuestario, el ahorro y la reducción de deuda de la institución", ha recordado Vivas, que ha subrayado que en los peores años de la crisis también medró el IVA, incrementando incluso el margen de diferencia de gravámenes con la ciudad.

A juicio del presidente Ceuta tiene un margen de maniobra "difícil" para seguir ganando ventaja en materia fiscal. "No ha habido una negativa del Estado a hacerlo pero sí se nos pide una ustificación adecuada y en eso estamos, encontrándonos con que buscamos precios más atractivos que no se han conseguido con once puntos de diferencia y que no sabemos si se lograrían con más", ha argumentado.

A preguntas de los periodistas, no obstante, el político no ha querido acusar a los empresarios locales de aprovecharse de la "demanda cautiva" que tienen, reforzada por las pegas que supone recurrir al comercio electrónico por los trámites aduaneros. "Hay que tener en cuenta que hay marcas que exigen un precio igual en toda España para sus productos sea cual sea la imposición y que la economía del escala, el volumen de compras y la rotación de los productos, menor en nuestro reducido territorio, también tienen una influencia en los precios", ha contextualizado.

La Ciudad desconfía de que rebajar el IPSI vaya a reducir el precio final de los 'productos gancho'