SERVICIO PÚBLICO

La Ciudad "no descarta" municipalizar los autobuses, pero apuesta por una concesión directa de 2 años

La Ciudad "no descarta" municipalizar los autobuses, pero apuesta por una concesión directa de 2 años
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
"El objetivo es el mantenimiento del servicio pensando en el usuario y el interés de los trabajdores: no se descarta ninguna opción, pero lo ideal es hacer una concesión administrativa", advierten desde el Ejecutivo de Vivas.

El Gobierno de la Ciudad ha apuntado este lunes tras reunirse con el gerente de la empresa que ha prestado el servicio de transporte público en autobuses urbanos durante medio siglo, Hadu-Almadraba, que aunque ha aceptado explorar la posibilidad de municipalizarlo a la vista de la situación en la que lo dejaría la falta de flujo de pasajeros de Marruecos, su gran nicho de mercado hasta la declaración del estado de alarma, esa salida sigue lejos de ser su preferida.

"El objetivo es el mantenimiento del servicio pensando en el usuario y el interés de los trabajdores: no se descarta ninguna opción, pero lo ideal es hacer una concesión administrativa por un periodo de dos años", han advertido fuentes del Ejecutivo local, que siempre ha alegado que un proceso de municipalización (de este u otros servicios como la limpieza pública) pondría en riesgo a sus plantillas actuales, ya que sería inviable su integración directa en el sector público sin un proceso de selección.

La Administración no ha aclarado si Hadu-Almadraba es la única opción que se baraja como beneficiaria de esa adjudicación o si se tantearán otras posibilidades en el sector si hubiese más empresas interesadas en hacerse con ella.

Hadu-Almadraba dice haber perdido 420.000 euros solamente durante el periodo del estado de alarma, entre el 15 de marzo y el 21 de junio, y haber recuperado solo un 42% de su facturación anterior, pero no quiere dejar el servicio aunque ya no tenga ninguna obligación contractual para aspirar a la licitación que se convocará durante los próximos años y que tendría que haberse publicado como tarde el año pasado.

El Gobierno se considera incapacitado para expedientar a la compañía por decisiones como la de suspender las líneas más "deficitarias" que adoptó el pasado sábado y sobre la que ha dado marcha atrás este lunes. Si fuese factible actuar administrativamente contra ella podría verse excluida de ese concurso, según fuentes del Ejecutivo.

La Ciudad "no descarta" municipalizar los autobuses, pero apuesta por una concesión directa de 2 años