TERCERA EDAD

La Ciudad preguntará a las familias de los mayores que atiende Gerón por su satisfacción con el servicio

La Ciudad preguntará a las familias de los mayores que atiende Gerón por su satisfacción con el servicio
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.

Aróstegui lleva al Pleno la gestión que hace la Fundación de las instalaciones del Monte Hacho y las prestaciones que reciben las personas usuarias, a las que se cobra el 75% de sus ingresos al margen de los 1.600 euros mensuales que paga la Administración por cada una de las más de cincuenta plazas concertadas. Caballas exige que se impongan a la adjducataria requisitos más altos en calidad de empleo, número de trabajadores...


El portavoz accidental de Caballas, Juan Luis Aróstegui, ha lamentado este jueves en el Pleno que Ceuta carezca de un Reglamento que ordene la prestación de servicios de residencia de mayores en instalaciones como las que gestiona la Fundación Gerón en el Monte Hacho. "Queremos saber si el servicio que se presta se compadece con el gasto que supone porque la Ciudad paga 1.600 euros mensuales por cada una de las 54 personas que allí están y la Fundación cobra, además, el 75% de los ingresos de cada usuario, con lo que los ingresos se elevan fácilmente a 2.000 euros mensuales", ha redondeado.

La coalición considera que con esas cifras "hay que exigir un nivel de calidad óptimo que va mucho más allá de dar de comer y de dormir, de cubrir necesidades básicas". "Hay que entender que hacen allí su vida y que esta no puede consistir en ir de un sillón a la cama y viceversa porque eso no es una residencia del siglo XXI ni vale 2.000 euros al mes", ha advertido el localista, que ha pedido a la consejera que sea "exigente" y "rigurosa" a la hora de analizar las memorias de la Fundación.

"Gerón parece haber encontrado aquí el chollo de la vida: en su momento anunció que crearía 80 empleos directos y solo tiene 52 trabajadores: no se entiende bien ni se puede tolerar", ha ejemplificado el diputado sobre un centro en el que además hay doce habitaciones para usuarios privados y medio centenar de plazas sufragadas vía IMSERSO, así como aprovechamiento en paralelo del equipamiento que se factura aparte.

La consejera de Asuntos Sociales, Adela Nieto, ha asegurado que los mayores en general y las residencias en particular "ocupan y preocupan" al Gobierno de Vivas. "A fecha de hoy no hemos tenido quejas directas de ningún usuario más allá de una persona que criticó la alimentación", ha detallado, "pero estoy atenta y los servicios públicos también con visitas de inspección trimestrales, como el IMSERSO cada 4 meses".

Dichas revisiones han revelado que "se cumplen" los parámetros exigilbles a Gerón, incluso "superiores" a los mínimos legales. En la infraestructura hay según Nieto más de 70 trabajadores pero a las familias de las personas allí acogidas se les va a pasar un cuestionario "para conocer su grado de satisfacción".

Aróstegui ha subrayado que "la plantilla mínima de Gerón, sin trampas, debería estar en 58 personas" distinguiendo "a quienes atienden necesidades básicas de quienes deben dinamizar su funcionamiento, que no es menos importante". "Nada de lo que sucede es responsabilidad de la Dirección o de la plantilla, que hace un trabajo impagable y muy mal pagado", ha añadido el diputado, que ha explicado que por ejemplo Gerón se ha quedado un tiempo sin fisioterapeuta.

"Pregunte cuántas sesiones de piscina hay para los mayores acogidos y cuántas se dedican al negocio privado", ha añadido el interpelante, que ha cuestionado que el empleo en Gerón cumpla un nivel mínimo de calidad más allá de "la precariedad a base de recortar horarios como si no hubiera trabajo que hacer allí". Aróstegui ha pedido a Nieto, para terminar, que aproveche la redacción de pliegos actualmente en curso que convertirán lo que hasta ahora era un convenio con un contrato previa licitación para incorporar nuevas y más exigencias para la adjudicataria.

Nieto se ha comprometido a seguir esa línea, pero ha advertido que también tendrá que conocer la opinión y recabar la complicidad del IMSERSO al respecto.

La Ciudad preguntará a las familias de los mayores que atiende Gerón por su satisfacción con el servicio