SESIÓN DE CONTROL

El Gobierno rebaja a “diferencias de criterio” las críticas del Tribunal de Cuentas a su gestión

El Gobierno rebaja a “diferencias de criterio” las críticas del Tribunal de Cuentas a su gestión
Kissy Chandiramani, Javier Celaya y Manuel Hernández
Kissy Chandiramani, Javier Celaya y Manuel Hernández

La consejera de Economía y Hacienda, Kissy Chandiramani ha rebaja do a “diferencias de criterio” las críticas del Tribunal de Cuentas (TCu) a la  falta de transparencia en los presupuestos de la Ciudad y la insuficiente justificación de algunas subvenciones, en especial las recibidas por la federación de Fútbol o las Brigadas Verdes de la Federación de Vecinos.

Desde el PSOE exigían al Gobierno en la sesión de control que explicara el enésimo informe del Tcu en el que reprochan la falta de transparencia e convenios y trasferencias, que se recurra a la modificación de crédito confiando en el remanente del ejercicio anterior sin cobertura financiera, que no haya aún una Relación de Puestos de Trabajo o que algunas subvenciones no estén debidamente justificadas, enumero su portavoz, Manuel Hernández.

Desde la bancada del Gobierno, Kissy Chandiramani negó la mayor, rechazando que el TCu haya hecho correcciones o salvedades en su último informe sobre la Ciudad Autónoma, relativo al ejercicio 2016: “No puedo estar más e desacuerdo, en el último informe de fiscalización de 2016 el TCu hace recomendaciones en cuanto a la llevanza de las cuentas públicas e incido en recomendaciones porque no ha hecho reparos o salvedad ni ha iniciado ningún procedimiento por alcance contable”

Según los datos del Gobierno, de los más de 15 millones en subvenciones solo están en entredicho 4.000 euros que han sido reclamados para su devolución, pese a que, según los socialistas, el informe del TCu señala los más de 400.000 euros de subvención a la Federación de Fútbol en los que no se ha definido los gastos subvencionables ni se han presupuestado las actuaciones previstas; o los 3,4 millones destinados a las Brigadas Verdes, subvención en la que, señala el PSOE de Ceuta, “se ha puesto de manifiesto deficiencias en la documentación”.

Tachas en el informe del TCu que, insiste Chandiramani son “recomendaciones”, no correcciones. “Si el Tribual de Cuentas observara incumplimiento de la Ley se trasladaría el caso a la Fiscalía por alcance contable y veo que se lamenta (en alusión al portavoz socialista) de que no haya pasado”.

La consejera de Economía y Hacienda reprochó a los socialistas que sus críticas a la gestión y su “alarmismo “en torno al informe del TCu “dejan a los funcionarios a los pies de los caballos” pues son ellos quienes se encargan de la verificación y legalidad de los procedimientos que señala el Tribunal de Cuentas.

El Gobierno rebaja a “diferencias de criterio” las críticas del Tribunal de Cuentas a su gestión