La Ciudad redactará otro pliego para la adjudicación del nuevo servicio de limpieza pública viaria


La Ciudad redactará otro pliego para la adjudicación del nuevo servicio de limpieza pública viaria

- Gobierno y técnicos asumen que las subjetividades, elusiones legales y problemas de interpretación del proceso abierto lo hacen inviable y se convocará otro, presumiblemente sin el servicio de desechos animales

- Deu dice que "no sabe" por qué se repite el fiasco en la licitación de los grandes contratos de la Administración, pero garantiza "transparencia, limpieza y objetividad"

El Gobierno de Ceuta ha decidido este viernes en la tercera reunión con los técnicos de esta semana alrededor del concurso abierto para la adjudicación del del nuevo contrato de la gestión del servicio público de limpieza viaria; recogida de residuos domésticos; suministro, mantenimiento y lavado de contenedores y papeleras; y recogida, retirada, almacenamiento, transporte e incineración de subproductos animales no destinados al consumo humano cancelar el proceso abierto y redactar un nuevo pliego del que presumiblemente se excluirá este último apartado.

El documento estaba virtualmente sentenciado desde que, este martes, los técnicos dejaron claro al Ejecutivo local que en el mismo había criterios "subjetivos" de valoración que podrían generar "indefensión" a las licitadoras, que aparecían elusiones legales como la de recoger el inventario público que se pondría a disposición de la nueva licitadora y que se encontraban problemas de interpretación que conducían a la exclusión de una o las dos empresas concurrentes (la UTE Urbaser y FCC, por un lado, y 'Valoriza Servicios Ambientales', del Grupo Sacyr, por otro).

Uno de los mayores escollos pasaba por cómo interpretar el requerimiento de "presentar compromiso formal de instalaciones centrales" con un mínimo de 5.500 metros cuadrados. Urbaser-FCC aportó la concesión del puerto que le ha venido permitiendo usar sus actuales dependencias en el puerto; Sacyr, que cuenta con hacerse con ellas en el caso de ser la elegida, también pese a no disponer de garantía alguna, con lo que se veía en la tesitura de ser excluida.

Además, ninguna de las dos ha aportado pruebas de tener la "disponibilidad" de unas instalaciones aparte para gestionar los residuos animales no destinados al consumo humano, lo que dejaba a las dos empresas en fuera de juego en la carrera por hacerse con una concesión valorada en 16 millones al año durante la próxima década (prorrogables por otros diez ejercicios).

"Transparencia, limpieza y objetividad"

Ante las amenazas cruzadas, sea cual fuese su proceder, de acabar en los Juzgados por iniciativa de alguna de las empresas o de Caballas, que siempre ha visto el pliego elaborado como una "chapuza", el Ejecutivo ha decidido, como ya hizo en junio con el de alumbrado, asumir la necesidad de cancelar el proceso y elaborar un nuevo pliego con finales de año, cuando termina la última prórroga de la concesión actual otorgada a Urbaser, como horizonte para liquidarlo.

La portavoz accidental del Ejecutivo local, Mabel Deu, ha reconocido este viernes ante los medios que los técnicos encontraron "subjetividades" en algunas partes del pliego y ha garantizado que "para asegurar la máxima transparencia, limpieza y objetividad" en la adjudicación "se cambiará todo lo que haya que cambiar" en el pliego.

Preguntada por qué se repiten los defectos en las licitaciones más importantes que ha iniciado la Ciudad este año, la consejera ha reconocido no saberlo. "Quizá los criterios de mejora se quieren expresar de una forma que, a la hora de resolver los pliegos técnicamente, no se consideran objetivos, pero todo se está haciendo con transparencia en órganos cuya única parte política es la Presidencia de la Mesa de Contratación", ha subrayado.

Lea también:

- El nuevo contrato de limpieza pública viaria, en un tris de anularse por problemas de interpretación

La Ciudad redactará otro pliego para la adjudicación del nuevo servicio de limpieza pública viaria