Cucurull dice que ante el terrorismo yihadista "somos nosotros o ellos" y que "debemos ser fuertes"

Cucurull dice que ante el terrorismo yihadista "somos nosotros o ellos" y que "debemos ser fuertes"
Vivas, durante su alocución en el Salón del Trono.
Vivas, durante su alocución en el Salón del Trono.

- El delegado pone de relieve que "no hay diálogo ni negociación posible con los fanáticos" durante el acto institucional para conmemorar el aniversario de la Carta Magna

- Vivas subraya que "el pilar fundamental" del "edificio" constitucional es "la unidad de España, que no está reñida con el aprecio a la diversidad”


El delegado del Gobierno en Ceuta, Nicolás Fernández Cucurull, ha asegurado este viernes en el acto institucional convocado con motivo del aniversario de la Constitución que "aunque las motivaciones de ETA y el terrorismo yihadista sean distintas no debemos buscarles excusas" y que "no hay diálogo ni negociación posible con los fanáticos". "El terrorismo no tiene razón ni causa que lo justifique: no es más que el recurso de una minoría a imponer por la fuerza y el terror sus ideas a una mayoría, lo que no sería posible por vía democrática", ha lamentado el delegado, que ha destacado que "debemos ser fuertes y utilizar nuestra experiencia". "Somos nosotros o ellos, sabemos cómo combatirlos y vamos a ir hasta el final porque nos estamos jugando nuestra propia existencia como sociedad libre y democrática que con tanto esfuerzo hemos conseguido", ha añadido.

Igual que frente a los etarras, el delegado ha señalado que ante los yihadistas la receta debe ser parecida: "Apoyarnos los unos en los otros para no ceder al chantaje, buscar la colaboración internacional, respaldar siempre y en todo momento a las víctimas, mejorar nuestras normas penales y confiar en la eficacia y profesionalidad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de los servicios de información", ha enumerado.

El titular de la institución de la Plaza de los Reyes también ha utilizado su alocución para poner de relieve que "nuestro objetivo como Estado social debe centrarse en la creación de empleo, ya que el paro, sin olvidar otras causas, constituye el principal motivo de exclusión social" y que "las normas de juego constitucionales no eliminan las diferencias, sino que encauzan su debate a través de las instituciones, y dan al pueblo soberano la posibilidad de elegir periódicamente entre las distintas opciones".

No obstante, ha llamado a "celebrar lo que nos une y no lo que nos separa" y a "no negarnos nunca unos a otros la coincidencia en los fines: todos pretendemos alcanzar un Estado que dé respuesta a las necesidades de la población, aunque diferimos en los métodos para alcanzar ese objetivo".

"Los españoles podemos mirar al pasado con satisfacción porque ha sido mucho y bueno lo que hemos logrado, entre todos, en estos 37 años transcurridos desde la aprobación de la Constitución", ha concluido el delegado, que ha relatado entre esos logros "nuestros sistemas sanitario y educativo, la plena igualdad de la mujer, nuestra incorporación a la Unión Europea, la mejora sustancial del nivel de vida, el perfeccionamiento y mejora continuos de nuestros sistemas de protección social, el respeto por el medio-ambiente y tantos otros".

Vivas ha utilizado su intervención para resolver “esa aparente irresoluble división de las dos Españas que Goya retrató en Duelo a garrotazos o La riña, la que describió Antonio Machado y que [Joan Manuel] Serrat elevó a la categoría de himno; se zanjaba una crónica negra de exilio, paredón... y un enfrentamiento secular de los españoles por la religión, el derecho a la propiedad, la forma de gobierno…”

“Este proceso contó con líderes de extraordinaria talla, pero el protagonismo lo tuvo la sociedad española del momento, como siempre en las grandes ocasiones, una sociedad que eligió el camino de la reconciliación; y eso que parece una palabra era una actitud muy importante, porque era la actitud de conquistar el futuro sin poner espejos retrovisores, sin mirar hacia atrás, sin abrir heridas que estaban cicatrizadas, sin pasar factura a nadie, sin resentimientos, sin lastres del pasado”, ha reconocido Vivas. “Creo que esa fue una actitud ejemplar”, ha rematado.

“Los que tenemos cierta edad y lo vivimos debemos reconocer aquello y no debemos olvidarnos de nuestros padres”, ha proseguido. “Heredaron una España difícil, las dramáticas consecuencias de una guerra fratricida y de una autarquía imposible, y con sudor, esfuerzo y sacrificio salvaron a España del hambre, de la penuria, del remiendo para casi todo: los trajes, los pantalones, los zapatos... todo se remendaba”, ha recordado antes de completar: “Nos formaron, nos educaron en valores, crearon las condiciones para que aquella sociedad del 78 eligiera la libertad sin ira; no sería justo que lo olvidáramos, que lo eclipsáramos”, ha recomendado para, a continuación, explicar el porqué: “Sin ellos hubiera sido imposible”.

España, un árbol con ramas "necesarias, queridas e imprescindibles"

“Y con la edad, llego a la conclusión de que no hemos sido mejores que nuestros padres”, ha hilvanado el presidente aquellos méritos con otros posteriores. “Hemos superado muchas pruebas y hecho mucho: la integración en la Europa del desarrollo y de la moneda única, la superación de varias crisis económicas de importancia al inicio y al final; hemos ganado la batalla a ETA, que ha dejado muchas víctimas en el camino”, ha repasado el presidente de la Ciudad, quien ha proclamado “memoria, dignidad, justicia” y un recuerdo “permanente” para todas ellas.

“Juntos nos quedan muchas cosas por hacer y soy optimista”, ha enlazado. “Tenemos una sociedad sólida, consistente, solvente y vamos a conseguir y consolidar un modelo económico y productivo que, en condiciones de estabilidad, nos reporte niveles de empleo y ocupación equiparables a los de las naciones más desarrolladas de nuestro entorno”, ha augurado. “De ello depende el mantenimiento del Estado del Bienestar, los servicios y las prestaciones sociales básicas”, ha subrayado. “Juntos ofreceremos a la juventud los nuevos horizontes y oportunidades que demanda y venceremos esa nueva amenaza del terrorismo yihadista”, ha añadido.

“Hemos construido un edificio sólido y duradero, pero no indestructible”, ha avisado Juan Vivas, para quien “los riesgos, los peligros, acechan y son evidentes”. “Tenemos la obligación de preservar los cimientos de este edificio y, entre ellos, el pilar fundamental: la unidad de España, que no está reñida con el aprecio a la diversidad”, ha considerado.

“Esta España nuestra es como un árbol más que centenario, de raíces profundas, con un tronco resistente y con muchas ramas diversas, distintas en formas y tamaños, pero todas necesarias, queridas e imprescindibles”, ha descrito para insistir en la defensa de la unidad del país: “Juntos tenemos que defender la unidad de España, el principal atributo, juntos y al amparo de la ley tenemos que defender nuestra provechosa unidad”.

Cucurull dice que ante el terrorismo yihadista "somos nosotros o ellos" y que "debemos ser fuertes"