El delegado alega que no hay dinero para justificar la falta de una Comisaría en el Príncipe


El delegado alega que no hay dinero para justificar la falta de una Comisaría en el Príncipe

- Medio centenar de personas se concentran ante la Delegación exigiendo que tanto los pistoleros como los autores intelectuales o económicos de los tiroteos sean perseguidos

- Los movilizados abandonan la Plaza de los Reyes satisfechos tras su encuentro con el titular de la institución gubernamental

El delegado del Gobierno en Ceuta, José Fernández Chacón, ha apelado este martes por la tarde a las restricciones presupuestarias que impone la crisis económica para justificar la imposibilidad de volver a habilitar una Comisaría de la Policía Nacional en el Príncipe Alfonso. Este es uno de los argumentos que, según una de las cinco personas que ha recibido en la sede institucional del medio centenar de amigos, familiares y vecinos de Karim M.A., asesinado el pasado domingo, que se ha concentrado ante la Delegación.

El grupo ha salido de su encuentro con el político gaditano, en cualquier caso, "satisfecho" y "mejor de lo que habíamos llegado". Chacón ha adelantado a los concentrados con pancartas con lemas pidiendo 'Justicia' y asegurando que 'Karim somos todos' que ya hay un detenido como presunto implicado en el trágico suceso de anteayer y que las Fuerzas de Seguridad del Estado siguen la pista de otros tres con la esperanza de que puedan ser arrestados "en las próximas 24 ó 48 horas".

Los indignados han deseado que la Justicia sea capaz de identificar y hacer pagar sus fechorías tanto a los autores intelectuales o económicos de los tiroteos como a quienes los perpretan de forma efectiva. "Nos han dado buenas expectativas, que la Policía está trabajando como casi nunca, que siente mucho la muerte de Karim y que se nos mantendrá informados de los avances de la investigación", han detallado a los medios los improvisados portavoces del colectivo.

El delegado alega que no hay dinero para justificar la falta de una Comisaría en el Príncipe