ENTREVISTA A JUAN VIVAS

Después de los autobuses… ¿Ahora también una naviera pública?

Después de los autobuses… ¿Ahora también una naviera pública?
Varios pasajeros, a su paso por las instalaciones del Puerto de Ceuta
Archivo
El presidente Vivas, en una entrevista al programa ‘Hoy por hoy’, de la Cadena SER, se abre a valorar la cuestión y admite que el actual régimen de bonificaciones solo beneficia a las compañías navieras

El debate sobre la posibilidad de solucionar de una vez por todas los precios de las conexiones con la Península poniendo en marcha una naviera pública lleva años sobre la mesa en Ceuta. Son muchas las ocasiones que el PSPC primero y Caballas Después plantearon la iniciativa en el Pleno de la Asamblea. Todas encontraron la misma respuesta desde el Gobierno de Vivas: No. Pero la decisión de absorber la empresa de autobuses y gestionar directamente el servicio desde la Ciudad parece haber hecho cambiar de idea al presidente.

Vivas no es ya tan tajante ante la idea de trasladar el modelo a una naviera y se abre a valorar la propuesta. Así lo ha hecho en una entrevista al programa ‘Hoy por hoy’, de la Cadena SER con motivo de las fiestas patronales en las que ha analizado la actualidad reciente de la cruda autónoma.

Vivas admite ahora que la idea podría no ser tan descabellada y podría ser la solución a "ecuación perversa” en la que se mueve el transporte de pasajeros en el Estrecho. “Tenemos un gran problema en el bajísimo nivel de ocupación de los barcos, que hay que unir al 75% de bonificación de residentes que hace que, cuanto más se suben los precios, más ingresan las compañías del Estado, eso determina un precio soportable para el residente pero lo hace inviable para los no residentes”.

Y no solo lo ha admite, también lo ha calculado. Vivas considera que una naviera pública, con un menor rotaciones podría evitar lo que sucede ahora: Navieras “transportando hierro” a costa del Estado. “Nosotros propusimos una fórmula y es que estando la explotación del servicio en el ámbito de lo privado, hubiera una licitación pública que se nutriera del coste que tiene para el Estado parte de la bonificación más lo que se destina al contrato de servicio público y hubiera una naviera con un número racional de rotaciones  que  evitara que se estuviera transportando hierro como ahora”, ha explicado el presidente, calculando que de este modo se garantizaría un billete más barato y un menor coste para las arcas del Estado.

La clave está en el reciente anuncio de absorción del servicio de autobuses, que dejará de estar en manos de la empresa Hadú-Almadraba y pasarán a estar bajo la gestión municipal, algo que, asegura Vivas, a lo que nunca se había negado. "Nunca dijimos un no rotundo a la municipalización, pero si que queríamos tener más detalles”. Pero la pandemia, la crisis, el cierre de la frontera y su reapertura en condiciones diferentes y las tensiones con la empresa han terminado de desequilibrar la balanza.

El presidente ha admitido que es necesario y urgente abordar el problema de las conexiones, especialmente para los no residentes. Para ellos el Gobierno ha habilitado una bonificación del 50% de tirada limitada, pensado especialmente para momentos como las fiestas patronales o la Navidad, pero admite que “tendría que ser todo el año”. “En eso coincidimos todos, está al margen del debate político”.

Ceuta, insiste, es una ciudad atractiva a la que es muy caro llegar. “Los precios convierten el venir a Ceuta en una barrera disuasoria”. “Espero que en los próximos meses tengamos una solución”, aspira Vivas, confiando en el Plan Estratégico y en la mediación de la Unión Europea.

Después de los autobuses… ¿Ahora también una naviera pública?