DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA CIUDAD

Fatima Hamed: “Si han sido desafortunados sus veinte años de gobierno, el año de pandemia ha sido nefasto”

Fatima Hamed: “Si han sido desafortunados sus veinte años de gobierno, el año de pandemia ha sido nefasto”
Fatima Hamed, durante el Debate sobre el Estado de la Ciudad
Fatima Hamed, durante el Debate sobre el Estado de la Ciudad

“Vivas no quería caer en la autocomplacencia pero lo ha hecho una y otra vez, grandilocuente, rozando la charlatanería”, resumió Fatima Hamed, líder del Movimiento por la Dignidad y la Democracia (MDyC) en su primera intervención en el debate del Estado de la Ciudad, que rebautizó como “debate sobre el estado del Municipio”. Un “charlatán” que dolió especialmente al presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y que marcó el tono del debate. 

Hamed reprochó el tono optimista del presidente y su balance “autocomplaciente” del presidente, que centró su discurso en la pandemia, aparcando temas que MDyC considera claves, como el paro o la pobreza, sin ir más lejos. La crisis que vivimos no es la primera, ni la segunda, rechazaba Fatima Hamed, negando que esta sea solo una doble crisis, como dice el Gobierno, apelando al bloqueo de la frontera que llevaba ejerciendo Marruecos desde meses antes del estallido de la crisis del coronavirus

Veinte años de crisis y enchufes

“Esta es una crisis que se solapa con la que ya padecemos desde hace 20 años. Está difícil, decía el señor Vivas, pero es que ustedes nos lo habían puesto ya difícil. La crisis social y económica de este pueblo la ha generado usted con su gestión en estos veinte años y su falta de un proyecto de futuro (…) Veinte años a la deriva en el plano económico político y social. En Ceuta no hay salidas laborales ni habitacionales, no hay dónde desarrollar un proyecto de vida y no es por la pandemia”.

Vivas no quiso hacerse responsable de los veinte años de crisis, marcados, alegó, por los handicaps que tiene Ceuta para su desarrollo. “¿Soy yo el culpable de la extra-peninsularidad? ¿De la escasez de recursos naturales o del mercado reducido que tenemos de bienes y servicios, no creo que crea usted que soy el culpable de los impedimentos de las relaciones con el país vecino, (…)  o que la población haya crecido un 11% o que solo haya un 4% de demandantes de empleo con cualificación?”, preguntaba de forma retórica el presidente en su turno de réplica. Por la parte que le toca, Vivas defendió su legado, que resumió en el Hospital Universitario, “por el que apostó este Gobierno”; la urbanización de la zona de Loma Colmenar, las mejoras del REF y las bonificaciones a las cuotas ala Seguridad Social y el aumento en cien millones de euros de las transferencias del Estado. Logros sin los que la pandemia habría sido mucho más difícil en Ceuta.

Una “deriva” que es la marca del “sistema Vivas”, basado en los enchufes, señalaba contundente Hamed: “El sistema Vivas es excluyente y exclusivo y no tienen cabida quienes no tienen padrinos”. Un sistema que ha hecho mucho daño a Ceuta, lamentaba la portavoz localista. “Se ha hecho un daño irreversible con el mensaje de que solo se consigue trabajo con padrino”.

Acusaciones de nepotismo que rechazo frontalmente el presidente Vivas: “No tienen usted pruebas de que sea cómplice o tenga una actitud pasiva con los enchufes. En mi experiencia personal, yo entré con un examen de 150 temas y oral. Yo no he enchufado a nadie nunca y creo que los que están conmigo tampoco”.

La “nefasta gestión de la pandemia”

Su incapacidad para adoptar las medidas necesarias estos últimos nueve meses ha impedido controlar la pandemia y os ha llevado a encontrarnos en la situación actual que puede legar a ser mucho más grave y dramáticas que las anteriores por su falta de valencia”, acusaba la portavoz vocalista, señalando al presidente de haber obligado a los ceutíes a elegir entre la salud y el bolsillo.

“No ha querido o no ha sabido buscar el equilibrio para velar por la salud de los ceutíes y por su bolsillo, nos ha puesto e la tesitura de elegir salud o economía (…) Y hoy ha venido a presentarnos un estado del municipio que sólo usted ve”.

Hamed echó también en cara que ponga el foco en la movilidad exterior como una de las principales causantes de la preocupante evolución de la pandemia, pero por otro lado es “incapaz” de controlar las entradas y salidas de Ceuta. “Habría que ser contundente, sin titubeos”, repechó Hamed a Vivas, afeando su falta de valentía durante los meses en los que ha venido siendo la máxima autoridad sanitaria de la ciudad autónoma.

Vivas negó la mayor en cuanto a su incapacidad de controlar el exceso de movilidad exterior. “Han funcionado (los controles), sí, señora Hamed, debería documentarse. Han funcionado fundamentalmente por la responsabilidad de las personas y por el gran trabajo de los agentes de la autoridad. Le voy a dar ese dato: en la Semana Santa de 2019, entendiendo por Semana Santa la previa y la siguiente, la Semana Blanca, se produjeron en Ceuta 119.195 salidas. En 2021 las salidas han sido 25.917, un 78 por ciento menos. De cada diez se fueron dos. Dos que se van todos los fines de semana al amparo de las excepciones del Real Decreto. Los ceutíes se han comportado y los controles han funcionado”.

La gestión “delictiva” de la compra de material sanitario

Si nefasta” ha sido la gestión de la pandemia para el MDyC, la gestión de la compra de material sanitario ha sido “delictiva, o al menos presuntamente delictiva”, matizaba Hamed, que recomendaba al Gobierno atender los requerimientos de documentación que viene haciendo la Justicia. “Una cosa es hacer oídos sordos al MDyC y otra al poder judicial”.

Un material sanitario con el que no solo ven comportamientos “delictivos”, también de una enorme irresponsabilidad, recordando que la Ciudad almacenó material inflamable en condiciones pésimas, sin licencia de almacén ni las mínimas medidas de seguridad y que, además, para postre, sufrió un misterioso robo que se sigue investigando. Una situación esperpéntica que evidencia, señalaba Hamed, “la desidia y la incompetencia” de la Administración de Vivas. 

Diez segundos para la convivencia

“En todo su discurso (de casi media hora) apenas ha dedicado 10 segundos a la convivencia”, puso en evidencia Hamed para recordar su reciente connivencia con Vox, en quien se apoyó para sacar adelante los primeros presupuestos de la legislatura. “¿Todo vale en política? Usted tenía que haberles mandado a donde decía Labordeta, pero no lo hizo con tal de estar al frente de la Ciudad, a pesar de ponerla a los pies del caballo de Atila”, lamentaba Hamed, que considera “imperdonable” que gobernara con la ultraderecha. 

Hamed afeó a Vivas que durante estos dos años haya permitido que se llame a los diputados de la Asamblea “yihadistas, cornudos, pro marroquíes, lancheros, pro delincuentes (…) sin tener la valentía de ponerles en su sitio, pero no se preocupe que ya lo hacemos por usted. (…) Sólo dio cancha a los que viene aquí a echar bilis por la boca como la niña del exorcista”. Eso sí, se jactaba Hamed. No contaban con que no iban a tenerlo tan fácil y cada vez que han venido a por lana se han ido trasquilados”. 

Para Vivas se hizo lo necesario para la estabilidad de Ceuta cuando era necesario, pero “después de lo que hemos visto”, ha enmendado el error, recordaba, señalando de vuelta que MDyC “coinciden muchas veces en sus votaciones, también en los Consejos de Administración, donde hacen una pinza contra el Gobierno”, deslizó Vivas en respuesta.

Fatima Hamed aún tuvo tiempo para trasladar también un mensaje al PSOE, al que rogó que no siga la senda de Vox y haga que el Gobierno sea mejor con su apoyo, “pero de momento solo hemos visto cambios en la vicepresidencia de la Asamblea”.

Acemsa y Trace

Fatima Hamed insistió, una vez más, exigiendo al Gobierno y en concreto al presidente de la Ciudad explicaciones sobre la compra de material sanitario y el plan extra de 1,4 millones para TRACE o el intento de convertir a Acemsa en una super consejería. Reto que esquivó el presidente. 

El plan de refuerzo de la limpieza encargado a TRACE no solo es legal sino que es necesario y ha creado 50 empleos, que absorben el 90% de esos 1,4 millones de euros; en cuanto a las mascarillas sometidas a investigación judicial, el presidente tan solo reclamó su derecho a la presunción d inocencia y su confianza ciega en la Justicia. “Presunción d inocencia, apúntese esa (dirigiéndose a Fatima Hamed) no e mal o para la política, par ala democracia y hasta para la convivencia”.

Fatima Hamed: “Si han sido desafortunados sus veinte años de gobierno, el año de pandemia ha sido nefasto”